«

»

Feb 10

La pobreza y la exclusión afectan ya al 27,3% de la población de España

Aguapey.Madrid.Espeña,10.02.2015.Son casi 13 millones de personas, una cifra que refleja un incremento del 2,9% desde 2009 y que se traduce en 1,3 millones de nuevos pobres y excluidos, según un informe publicado por una red de organizaciones no gubernamentales.

Siguiendo el indicador europeo AROPE -que combina la renta con las posibilidades de consumo y el empleo- el informe “El Estado de la Pobreza en España 2009-2013” revela que la situación social en el país se deterioró enormemente con la crisis económica y la desigualdad aumentó.

Durante esos cinco años, la población con privación material severa creció en un 38%, en más de 800.000 personas, totalizando casi 3 millones, indica el estudio, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN).

Esto significa que cada vez más personas tienen dificultades para alimentarse y pagar gastos básicos relacionados con su vivienda,
como gas y electricidad.

La cifra se equipara al número de personas en situación de pobreza severa, que representa el 6,1% de la población. Entre 2005 y 2008 la evolución de esta variable se mantenía constante, pero en los últimos años se disparó.

Otro dato alarmante es que la población que vive en hogares con baja intensidad de empleo (BITH) se incrementó en más del doble desde 2009 y, alcanza, en 2013, al 15,7% de la población entre cero y 59 años, lo que, en términos cuantitativos, supone 5.694.683 personas.

Asimismo, la pobreza creció entre los menores de 16 años en más de seis puntos porcentuales, hasta alcanzar al 26,7% de la población en 2013.

Por otro lado, esta radiografía sobre la desigualdad en España aporta información muy importante respecto al mercado laboral puesto que un 11,7% de los trabajadores se encuentran en situación de pobreza, lo que no demuestra que no cualquier trabajo protege de esta situación.

Asimismo, el estudio muestra que la población inmigrante, especialmente la extracomunitaria, soporta tasas de pobreza mucho más elevadas que la población nacional. De hecho las duplican y triplican. En 2013, entre los españoles era del 16,5% mientras los extranjeros de fuera de la Unión Europea (UE) era del 47,8%.

Desde un punto de vista territorial, el informe muestra una gran desigualdad entre las diferentes Comunidades Autónomas de España. En general, el norte del país (Navarra, País Vasco y Aragón) soporta tasas menores de pobreza y/o exclusión social (inferiores al 20%); mientras en el sur (Canarias, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía), mayores, entre el 35 y el 39%.

La Ciudad autónoma de Ceuta, enclave español en el norte de África, representa un caso especial, ya que casi la mitad de su población (47%) vive en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

El informe concluye que el aumento de la desigualdad que muestran todos los indicadores revela que la crisis económica golpeó con mayor dureza a la clase media y a los grupos sociales más desfavorecidos, lo que, a su vez, demuestra la debilidad de las políticas sociales implementadas, así como que no existe una correlación directa entre crecimiento de PIB y disminución de la pobreza. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *