«

»

Ene 08

La policía rodea un edificio cercano al lugar donde fueron vistos los sospechosos del atentado

54aeb060d7485_510x339

 

Aguapey.París.Francia,08.01.2015.La policía antiterrorista mantiene rodeado un edificio en el noroeste de Francia, en un poblado de Aisne, luego de que los dos sospechosos del atentado fueran identificados en una estación de servicio. Ayer se entregó el otro sospechoso.

Pese al despliegue policial en el poblado de Villers-Cotterets, que incluye helicópteros sobrevolando la zona, ninguna fuente oficial confirmó que se trate de un operativo para detener a los sospechosos.

En medio de informes de los medios franceses acerca de que los hombres habían abandonado el auto en el que se trasladaban, Bruno Fortier, alcalde de la vecina Crépy-en-Valois, dijo que varios helicópteros sobrevolaban la ciudad y la policía así como las fuerzas antiterroristas estaban desplegadas en la zona.

“Es un desfile incesante de coches de policía y camiones”, sostuvo, citado por Europa Press aunque dijo que no podía confirmar que los hombres estén atrincherados en una casa de la zona.

Frente a la abundancia de rumores e informaciones falsas, la policía instó a los medios a ser cautelosos con la difusión de información para no entorpecer la investigación.

“No molestar el trabajo de los investigadores con la difusión de falsas noticias o rumores”, rogó la Policía Nacional en un mensaje difundido a través de Twitter.

En tanto, el Ministerio de Defensa informó que 800 soldados fueron desplegados en la región de Ile-de-France (el área metropolitana de París) y dio precisiones sobre el operativo de seguridad.

“Ayer por la mañana, se desplegaron 450 soldados”, dijo el coronel Gilles Jaron, vocero del Estado Mayor General que agregó que por la noche han “fortalecido el dispositivo con 150 hombres más”.

“Estamos fortaleciendo este dispositivo con 200 hombres adicionales (…) y estamos en condiciones de contratar a otros 250 si se hace el pedido”, aseguró en la habitual conferencia de prensa semanal del Ministerio de Defensa.

Los dos sospechosos, los hermanos Cherif y Said Kuachi, fueron vistos fuertemente armados a bordo del automóvil Clio gris en una
estación de servicio en la que robaron combustible y alimentos, según la denuncia del gerente del lugar.

Ambos iban encapuchados y según los distintos medios -que citan fuentes de la investigación- portarían un Kalashnikov y un lanzacohetes.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, reconoció esta mañana que pese a que los dos sospechosos del atentado contra la sede del semanario satírico Charlie Hebdo, donde 12 personas perdieron la vida ayer, “habían sido objeto de vigilancia” no había pruebas para demostrar que se pudiera producir un ataque inminente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *