«

»

Jun 04

La recesión se presentó ante la AFIP

LA RECAUDACION DE IMPUESTOS AUMENTO SOLO 17,9 POR CIENTO EN UN AÑO

Aguapey.Buenos Aires,04.06.2016.Con fuerte caída en el pago de Ganancias y un retroceso en el IVA, el valor real de la recaudación refleja mayor nivel de incumplimiento de los contribuyentes y caída en la actividad. Pero crece el IVA por importaciones.

La recaudación impositiva tuvo en mayo un significativo derrumbe en términos reales con respecto al año pasado, fundamentalmente por la caída en los ingresos por el impuesto a las ganancias, justo en el mes de vencimiento de las declaraciones juradas anuales por el ejercicio 2015. Contra una inflación anual acumulada del orden del 40 por ciento (según los propios indicadores de referencia señalados por el gobierno nacional), los ingresos tributarios nacionales apenas crecieron 17,9 por ciento con respecto a mayo de 2015. El titular de la AFIP, Alberto Abad, al presentar los datos expresó: “entendemos que este resultado es una disminución temporal derivada de la baja en la presión tributaria que se transformará en mejoras en períodos siguientes”. Sin embargo, los analistas entienden que lo que descendió es el nivel de cumplimiento de los contribuyentes, por el grado de deterioro de la situación económica y financiera de pequeñas y medianas empresas, como de trabajadores independientes que debían afrontar el mes pasado la presentación de la declaración jurada y el pago de sus compromisos anuales por Ganancias y Bienes Personales. Justamente en Ganancias, es donde se registró el peor resultado, en la comparación con un año atrás.

Considerando en su totalidad los recursos tributarios (incluyendo los ingresos a la Seguridad Social y los provenientes del Comercio Exterior), el aumento nominal de mayo de este año con respecto al mismo mes del año anterior fue del 23,3 por ciento. Es decir, un resultado mejor que el verificado en la evolución del pago de impuestos, pero todavía bastante por debajo de lo que representó el aumento de los precios en los últimos doce meses.

Por el impuesto a las ganancias, ingresaron al fisco en el último mes de mayo 44.321 millones de pesos, según informó ayer la AFIP. En mayo del año pasado se habían recaudado más de 44.900 millones, por lo cual la caída interanual es del 1,3 por ciento, en términos nominales. En valor real, el descenso superaría el 42 por ciento. Abad dio algunas explicaciones parciales para tratar de justificar una caída con escasos precedentes. “En mayo del año pasado se recaudaron 3300 millones de pesos por falsas percepciones”, como se refirió a las retenciones sobre las ventas de dólar ahorro, o las compras con tarjeta en el exterior y otros pagos referidos al turismo. Esos conceptos, remarcó, “ya no están y, además, devolvimos unos 300 millones en esos mismos rubros que traemos de arrastre”, explicó en conferencia de prensa. Abad agregó que por la suba en las deducciones de la cuarta categoría (dispuestas por el gobierno kirchnerista sobre los ingresos del trabajo personal correspondientes al ejercicio 2015), el ingreso al fisco se resintió en unos 3000 millones de pesos. Apuntó que también “cayeron los saldos a ingresar a partir de los resultados de los balances de varios sectores”, que habrían arrojado menores ganancias impositivas que en 2014. Abad destacó, en particular, el caso del sector minas y canteras, que aportó unos 5 mil millones menos que en el año previo. En cambio, no hizo referencia a los balances impositivos de otros renglones de actividad en los que, se presume, crecieron significativamente las ganancias durante 2015 y debieron haberse reflejado en las declaraciones juradas de mayo de 2016.

La recaudación del impuesto al valor agregado presenta dos situaciones dispares. La parte del tributo que se recauda sobre la actividad interna (el llamado IVA DGI) creció casi diez puntos por debajo de la inflación, 31,6 por ciento en los últimos doce meses. Mientras que el gravamen que se obtiene de la retención sobre importaciones (IVA Aduanas) aumentó unos 15 puntos por encima de la inflación, 56,4 por ciento con respecto a mayo del año pasado. El IVA sobre la actividad interna refleja una combinación de caída de actividad con un probable incremento en el nivel de incumplimiento de los contribuyentes, mientras el IVA aduanero crece de la mano de la reaparición de las importaciones en la plaza local pero también por el “efecto precio” que produjo la mega devaluación. El otro fenómeno notable, que se da como consecuencia de todo lo señalado, es que el IVA Aduanas históricamente representó una proporción muy menor respecto del impuesto sobre operaciones internas. En este mes de mayo, el IVA aduanero representó la mitad de la recaudación del IVA DGI: 15.043 millones contra 30.904 millones de pesos.

Las retenciones a las exportaciones representaron menos de 7900 millones de pesos de ingresos al fisco en mayo, unos 50 millones por debajo del mismo mes del año pasado. Abad estimó que la disminución en la alícuota de varios segmentos de productos exportables restó unos 2100 millones a la recaudación del mes.

Mucho más favorable al fisco resultó la recaudación de las contribuciones y aportes a la Seguridad Social, que con 42.751 millones de pesos obtenidos en mayo, representó un crecimiento del 43,6 por ciento en relación al año anterior. De tal modo, sumando los ingresos por Seguridad Social, Impuestos y Seguridad Social, se obtuvo en el mes de mayo un total de recursos tributarios de 170.345 millones de pesos, un 23,3 por ciento más que en el mismo mes de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *