«

»

Nov 13

LAS AVES EMIGRAN…Y EL DÓLAR

 Por: Arturo Zamudio  Barrios                                

 

Aguapey.Corrientes,13.11.2015.images (1)china-comunista-dolar-USACon frecuencia ocurre lo de los pájaros emigrantes de entre el África y la Península Ibérica  cuando la conexión entre Europa y el Continente Negro perdió  la conexión  llamada  Columnas de Hércules.  Como se sabe, las aves seguían volando y como ya no había sitios de aterrizaje, muchas –las que no podían afrontar el viaje sin escalas- caían al vacío. ¿Cuánto duró el hábito desdichado en ellas…? ¡Siglos, sin duda…!

Pues bien… es igual a la conducta de nuestros  “economistas” cuya argumentacióngira una y otra vez alrededor de cómo trataremos el dólar a partir de esta elección o aquélla…y mientras tanto las Columnas de Hércules tienden a derrumbarse una tras de otra. Con una nariz bastante larga, a veces, pero de escasos alcances,  la economía en los  medios de comunicación no demuestra tener otro propósito –o despropósito- cuyas  soluciones importen la primera labor en la tarea de gobernar. Y, al mismo tiempo, para cambiar el cuadro hay que “liberar las exportaciones”, así haya o no compradores, recortar los gastos fiscales y, finalmente, aceptar la injerencia de quienes prestan las sumas de dinero que “blindan el patrimonio de los argentinos”.Naturalmente, este blindajellega desde 1944 como dólares, cuyo mismo historial podría demostrar que si son hoy necesarios, mañana quizás no lo sean (el dólar, se sabe, deriva del “tháler o tálero” del viejo Imperio Español de cuando surgen las colonias inglesas sobre las que se habrán de erigir los Estados Unidos).

Establecida la prioridad del dólar en la fecha indicada por aquel acuerdo de Bretton Woods, en 1944,  no es eso lo que hoy nos preocupa; sí el hacernos algunas preguntas. ¿Hace falta comprarlo para comerciar con Brasil, cuya preocupación por la unidad monetaria.

yanqui no es precisamente desbordante? Y recordemos que la mitad de  ciertas industrias –automóviles, armado de computadoras- se efectúa en el país vecino, en tanto el Brics, al que éste pertenece, labora en la superación de la hegemonía mundial del dólar estadounidense. Por el contrario, en el seno de este bloque se discute ahora cómo comerciar: o por medio de moneda única, o por medio de las monedas pertenecientes a cada uno de los países integrantes. Rusia, uno de ellos, ha prohibido su utilización tanto en el comercio interno como en el exterior, y China, ya se sabe, en cuyas arcas llegó a haber más dólares que en la FED. revaluó el remimbi para utilizarlo en el intercambio con las naciones de la Unión Euroasiática. ¿No ha sido más de una vez nuestra mayor compradora esta potencia de nuestro tiempo que comparte con Norteamérica el 50 % del PBI mundial, aunque ella disponga del 40 %, y a   Estados Unidos apenas le quede el 10…?

Pero la ocasión es propicia para pensar el por qué la moneda estadounidense ocupó tanto la atención del economista subdesarrollado. Tras la última guerra europea, si hacemos memoria, gracias a los créditos blandos, sobre todo a Alemania, y las compras de un mercado entonces enorme, el norteamericano,  el capitalismo europeo que ya hacía aguas, pudo reponerse. Tranquilizó a los obreros –el Jeque de Wall Street y del Tea Party reconoció, tiempo atrás, la existencia generalmente negada de la Lucha de Clases, pero “la estamos ganando…”, aseguró el buen Warren, cuando el 1,9 por ciento aumenta sus ingresos hasta un 35 % del Producto Bruto, y el 95 % restante, apenas ve un cobre de vez en cuando- mediante, prosigamos, la política del Welfare, basada en los “gastos sociales”…Sobre esa base creció la Unión Europea y el descalabro de nuestros días, al hacer vivir el capital franco-alemán de los “préstamos” –con cualquier excusa- a la zona euro cuyos estremecimientos críticos han empezado a ser bastante estrepitosos.

También esa fue la imagen de la eternidad capitalista que santificó genialmente Francis Fukuyamaal escribirEl Fin de la Historia. ¿Siguen las cosas iguales… o parecen  esos “todo terreno” de la Otan, que al desembarcar en Almagro se empantanaron vergonzosamente y hubo que arrastrarlos con camiones Oruga?

Ciertamente, la sabiduría televisiva de nuestros economistas no lo aceptará. Pero la prioridad del dólar ha empezado a caer junto a la  potencia que lo llevó a primer plano, sobre todo a expensas del mal vivir de  los países llamados “emergentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *