«

»

Sep 13

Llega a Goya el Fiscal Diego Vigay para tomar declaraciones.

Desaparición de Miguel Avalos.

Aguapey.Goya,13.09.2016.La Directora Municipal de Derechos Humanos, Helena Alicia Casabonne comunicó que Diego Vigay escuchará el testimonio del padre de Miguel Avalos, quien todavía sigue pidiendo justicia por su hijo. Otro de los testigos será un ex integrante de la Policía de la Provincia.

El miércoles 14 de septiembre, a las 10, llegará a Goya el fiscal federal, Diego Vigay, quien procederá a tomar declaraciones a dos testigos en el marco de una causa impulsada desde el año pasado por la Dirección Municipal de Derechos Humanos, tendiente a conocer la suerte corrida por Miguel Avalos, militante de las Ligas Agrarias.
“Se van a testimoniar para impulsar y ampliar un poco el fundamento de la causa”, dijo Helena Alicia Casabonne. La Directora de Derechos Humanos reconoció y agradeció la predisposición de la Justicia de Goya y en especial al fiscal Patricio Palisá, por facilitar las dependencias de su fiscalía donde se realizará la diligencia mencionada, el próximo miércoles. Alicia Casabonne aseguró que estará presente allí, junto a su equipo y a integrantes de MEDHES, “acompañando esos testimonios” en esta causa donde la Dirección de Derechos Humanos es querellante.
“Siempre decíamos que era una deuda pendiente, iniciamos las investigaciones de lo que paso con todos los compañeros y faltaba la de Miguel”, dijo.
La Directora Municipal de Derechos Humanos, Helena Alicia Casabonne comunicó que Vigay escuchará el testimonio del padre de Miguel Avalos, quien todavía sigue pidiendo justicia por su hijo. Otro de los testigos será un ex integrante de la Policía de la Provincia.
AVALOS
La funcionaria describió a Avalos como un joven oriundo de la zona de Lavalle, quien estaba muy vinculado a Goya porque él cursaba estudios secundarios en nuestra ciudad y formaba parte de un grupo de jóvenes que militaban también en los movimientos cristianos y de las Ligas Agrarias.
Según el relato de Casabonne, cuando la dictadura inició detenciones ilegales en el año 1977 de personas vinculada a las Ligas, Avalos decide irse al Chaco, para salvar su vida. En Chaco, tenía amigos y familiares. Como en esa época los medios de comunicación eran muy limitados y lentos, después de un tiempo la familia de Avalos recibió un radio despacho de una comisaria de la localidad de San Martín, en Chaco, desde donde el joven decía que estaba detenido y mandaba avisar y pedir que le consigan un abogado. Después de eso, no se supo más del joven.
La Directora de Derechos Humanos explicó que cuando se sustanciaron las causas por delitos de lesa humanidad en Resistencia y en Goya “no se pudo tomar la situación de él porque no había una conexión directa, y se inicia una investigación en la causa exclusivamente por la desaparición de él y eso es lo que investiga el juzgado de Chaco”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *