«

»

Feb 23

Los docentes bonaerenses rechazaron la propuesta salarial, casi igual a la anterior Otro reprobado más para Vidal

Aguapey.La Plata.Buenos Aires,22.02.2018.El Gobierno de la provincia volvió a ofrecer el 15 por ciento en tres cuotas, sin cláusula gatillo. Solo agregó una bonificación por presentismo para este año. Los docentes consideraron insuficiente el aumento.

La paritaria docente en la provincia de Buenos Aires no tuvo avances. La gobernación insistió en su oferta de un 15 por ciento de aumento para los sueldos de los maestros, y al mismo tiempo avanzó con la idea de incluir un ítem por presentismo, un planteo que, lejos de ayudar, pone más piedras en el camino de un acuerdo. El Frente de Unidad Docente rechazó todo el paquete. “La provincia está en condiciones de hacer una propuesta con la que no perdamos poder adquisitivo y además mejore nuestros salarios”, señaló el titular del Suteba, Roberto Baradel, terminada la audiencia.

La reunión paritaria se hizo en la sede del Ministerio de Economía, en La Plata. Allí los funcionarios expusieron un planteo de pagar ese 15 por ciento se pagaría en tres cuotas iguales. El premio por presentismo llegaría a 6 mil pesos para el caso de una asistencia perfecta en 2018, 4500 por 4 inasistencias en el año y 3 mil para quien tenga 8 faltas. Además, confirmaron que el 2 de marzo pagarán un plus de 4500 pesos a los maestros que el año pasado no hayan adherido a los paros ni faltado.
La paritaria docente en la provincia de Buenos Aires no tuvo avances. La gobernación insistió en su oferta de un 15 por ciento de aumento para los sueldos de los maestros, y al mismo tiempo avanzó con la idea de incluir un ítem por presentismo, un planteo que, lejos de ayudar, pone más piedras en el camino de un acuerdo. El Frente de Unidad Docente rechazó todo el paquete. “La provincia está en condiciones de hacer una propuesta con la que no perdamos poder adquisitivo y además mejore nuestros salarios”, señaló el titular del Suteba, Roberto Baradel, terminada la audiencia.

La reunión paritaria se hizo en la sede del Ministerio de Economía, en La Plata. Allí los funcionarios expusieron un planteo de pagar ese 15 por ciento se pagaría en tres cuotas iguales. El premio por presentismo llegaría a 6 mil pesos para el caso de una asistencia perfecta en 2018, 4500 por 4 inasistencias en el año y 3 mil para quien tenga 8 faltas. Además, confirmaron que el 2 de marzo pagarán un plus de 4500 pesos a los maestros que el año pasado no hayan adherido a los paros ni faltado.

PUBLICIDAD

De esta manera, la gobernación de María Eugenia Vidal se plantó en el techo fijado desde la Casa Rosada para las paritarias estatales. Los sindicatos docentes reclaman en cambio una suma por lo menos 5 puntos más alta, que equipare la inflación estimada para este año por el propio gobierno en un 20 por ciento. Por otro lado, quieren que el acuerdo incluya una cláusula gatillo.

El problema del ausentismo es el argumento más usado por el gobierno para justificar su baja propuesta salarial. La provincia asegura que en 2017 pagó 105 mil licencias por mes y que el 40 por ciento de los alumnos de primaria tuvo más de una maestra.

Los gremios han respondido que es una de las responsabilidades de la provincia mejorar el funcionamiento del sistema que hoy otorga las licencias médicas, que está privatizado y es ineficiente. Pero incluso, como cuestión previa, no pueden avalar una propuesta que cambie, remarcan, dinero por salud.

“Es una propuesta perversa, porque castiga a los docentes que se enfermen”, sostuvo Baradel. En el mismo sentido la titular de la FEB, Mirta Petrocini, agregó: “no vamos a negociar la salud de nuestros docentes por una cifra que es arbitraria, discrecional y claramente conforma una práctica desleal”, aludiendo a que el presentismo se pierde también en caso de adherir a un paro.

Petrocini sostuvo que los gremios “queremos discutir el ausentismo en términos de prevención” e indicó que al estado provincial muestra tan poco interés en cuidar la salud de los docentes que, “incumpliendo tres leyes, no sabe en qué condiciones ingresa un docente al sistema, en qué estado de salud, si tiene patologías preexistentes”.

Con el aumento ofertado el salario de un maestro que comienza la carrera, con jornada simple, pasaría de 12.500 a 14.375 pesos. La distancia de esos números con lo reclamado indica como muy probable que el inicio de las clases sea afectado por medidas de fuerza, aunque hasta ahora no hubo anuncios concretos. La semana próxima, antes del inicio del ciclo lectivo, habrá un nuevo encuentro paritario.

Otro tema que se discutió ayer fue el cierre de ocho escuelas en las islas del Delta. Se trata de cuatro jardines de infantes y cuatro primarias clausuradas “temporariamente”. La Dirección de Escuelas asegura que los alumnos no se quedarán sin clases porque serán reagrupados y “mejorarán su sociabilidad”. Sin embargo, es evidente que la medida fue, por lo menos, inconsulta, y que sus afectados no están para nada convencidos de que vaya a haber una mejora en su situación.

Ayer, docentes, padres y ex alumnos de las islas viajaron a La Plata para presentar personalmente su reclamo, aprovechando la reunión paritaria. Consiguieron el compromiso de ser recibidos hoy por funcionarios del área para tratar específicamente su situación. Los integrantes del Frente de Unidad Docente adelantaron que llevarán a ese encuentro un listado “de todos los casos de cierre de cursos y de escuelas, porque se están registrando un montón de cierres que no tienen ninguna justificación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *