«

»

Feb 10

Los productos financiados aumentaron más de un 50 %

Aguapey.Buenos Aires,09.02.2017.Por culpa del programa oficial, los comercios aprovecharon para volver a subir sus precios. Los problemas en las cuotas.

En lugar de fomentar el consumo, Precios Transparentes lo hundió aún más. El fracaso del programa de Miguel Braun, secretario de Consumo, y Francisco Cabrera, ministro de Producción, se debe a que los comercios no bajaron los precios, sino que los levantaron.

Algunas de las grandes cadenas de electrodomésticos redujeron sus precios en contado y otras los mantuvieron y subieron los financiados. En cambio, los supermercados dispararon los valores hasta un 20% en contado y más del 50% en cuotas.

Las nuevas normas incluyen la obligatoriedad para los comerciantes de separar el precio al contado de la opción en cuotas para lograr mayor transparencia. El objetivo del Gobierno es evitar que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes pagan al contado y que también sean transparentes todos los costos involucrados en los pagos financiados con el fin de defender los derechos de los consumidores a acceder a la información.

Según relevó Belén Fernández en Ámbito Financiero, los locales de ropa utilizaron medidas diferentes. Algunas, como Akiabara publican precios a los que se les debe descontar un 10% si se abona al contado, con débito o en una sola cuota con tarjeta de crédito. Si el comprador decide financiarlo, al valor publicado se suman intereses según el plan de pago. De esta forma el consumidor se entera cuánto pagará sólo en la caja.

Otra nueva modalidad que comienza a observarse en los principales shopping es la falta de precios en las vidrieras. Además, las promociones con tarjetas desaparecieron y la única atracción parece ser las liquidaciones que en algunos casos ahora son más caras que en enero.

Los supermercados cuentan con precios muy dispersos en electrodomésticos. Por ejemplo, en Coto una pava eléctrica que el 27 de enero se publicó a $ 519 con seis cuotas sin intereses; hoy cuesta $ 799 al contado y en seis cuotas su valor es de $ 1.070; es decir un 54% más al contado y un 106% más financiado. En cambio, las principales cadenas especializadas fueron los que más se amoldaron a la medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *