«

»

Ene 03

Marginales,presuntamente brasileros,atacaron e hirieron a dos empleados de un comercio en Alvear

Aguapey.Alvear,03.01.2015. Un nuevo hecho delictivo en Alvear incrementa el clima de inseguridad que vive la población en la costa del río Uruguay. Esta vez el ataque- y presunto intento de asalto- al Autoservicio 9 de PUERTOJulio, en plena zona céntrica, con el lamentable saldo de dos heridos.Madre e Hijo, los cuales fueron heridos con puñal y arma de fuego.Supuestamente los maleantes serían de origen brasilero.(Impacto Alvearense)

LA SEGURIDAD QUE EN ALVEAR HACE FALTA

Desde hace muchos años la frontera argentino-brasilera en la zona del puerto de Alvear y alrededores parece una zona liberada en horas de la noche y madrugada. Delincuentes brasileros cruzan en canoas(chalanas) o lanchas el río Uruguay, y cometen en la tranquila Alvear todo tipo de ilícitos. Desde robos y asaltos hasta asesinatos. No hace mucho el productor  ganadero-arrocero Brondani fue atacado en el garage de su propio domicilio, y como consecuencias de los golpes recibidos dejó de existir.

La costa alvearense no está iluminada, y no existe una zona costera limpia de árboles y vegetación que permita a los hombres de la Prefectura Naval Argentina divisar el movimiento de extranjeros en la orilla argentina del río. Al mismo tiempo, la policía provincial no tiene el hábito de solicitar documentos de brasileros que recorren las calles alvearenses en horas de la noche, en muchos casos en estado de ebriedad. La proximidad de ,los Carnavales en alvear, cuyo corsódromo se instala en la ca,lle Hermanos Gómez- precisamente donde se desplazaron los atacantes en el autoservicio 9 de Julio. exije un Operativo de Seguridad que deberá estar  centrado en un control estricto de identidad, de nacionales y extranjeros, para evitar este tipo de agresiones, que a veces dejan saldo de muerte. La empleada atacada  en el comercio es una ciudadana alvearense que hace muchos años trabaja en el lugar, y su intervención en defensa de su hijo es propia de toda buena madre. En defensa de estos ciudadanos honestos y trabajadores es que la policia de Alvear, la Prefectura y la Sección de Gendarmeria deberían realizar operativos conjuntos que eviten en el futuro estos hechos que ponen a la ciudad de Alvear como una Comunidad pequeña en números de habitantes pero sumamente insegura y peligrosa. Es hora que las Autoridades provinciales y de fuerzas de seguridad nacionales tomen cartas en el asunto. Alvear no aguanta más.

LOS HECHOS DEL ATAQUE

El miércoles 31, aproximadamente a las 21, el Autoservicio ubicado en calle 9 de Julio, entre Hermanos Gómez y Belmont , sufrió un asalto a mano armada , hiriendo a un joven y su madre,(empleados del comercio) con arma blanca y de fuego, respectivamente

Según las primeras informaciones, aún no confirmadas por fuentes policiales, dos delincuentes, presuntamente de origen brasilero, habrían  pretendido adquirir cerveza en un kiosco ubicado en Centenario, casi Hermanos  Gómez, esquina de la Plaza principal de Alvear, a pocos metros de la Iglesia y Municipalidad.

Dada la hora ,pasadas las 20:30,el dueño no quiso venderles bebidas alcohólicas y ante esta actitud, los presuntos clientes, caminaron poco más de 100 metros por calle Gómez, hasta 9 de Julio , entrando al autoservicio Autoservicio donde hirieron a dos empleados. Al entrar en el comercio, uno de los empleados le manifestó que ya estaban cerrando, a lo que el asaltante respondió agrediendo  al joven  e hiriéndolo con un cuchillo.A todo esto, la madre del joven empleado,la cual trabaja allí también,  al ver en peligro a su hijo herido se abalanzó sobre el maleante,recibiendo un disparo de uno de los cómplices,.Madre e hijo resultaron gravemente heridos, y fueron trasladados de urgencia a los hospitales San Juan Bautista de Santo Tomé y Irastorza de Curuzú Cuatiá, con estado delicado.

Los heridos, según informaciones más recientes se recuperan satisfactoriamente en los centros médicos referidos.

LA OSCURIDAD TOTAL  AYUDÓ A LOS ATACANTES

 La zona urbana donde se desarrollaron los hechos, estaba totalmente a oscuras, sin alumbrado público, y con muchos arboles en las veredas lo que impide que la luz de la luna aclare las penumbras.

El comercio estaba sin energía eléctrica, trabajando con generador propio. Esto hace suponer que, dado el ruido del motor del generador trabajando el propietario y otros empleados no escucharon ni el forcejeo  ni el ruido del tiro ni los gritos, en el enfrentamiento de los dos empleados y los maleantes. Tampoco se conoce el móvil, ya que luego del forcejeo, y emplear arma blanca y de fuego , los marginales se dieron a la fuga, desconociéndose hasta el momento hacia donde escaparon y con qué medio de movilidad  lo hicieron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *