«

»

Sep 10

Más de 600 docentes se reunieron para debatir los nuevos desafíos de la educación

Aguapey.Corrientes,10.09.2016.Más de 600 docentes de la Arquidiócesis de Corrientes participaron este viernes 9 de septiembre del XII° Encuentro de Educadores Católicos que tuvo lugar en las instalaciones del Instituto Pío XI, desde las 8.30. La conferencia central estuvo a cargo de Monseñor Andrés Stanovnik quien se refirió a los nuevos desafíos de los docentes y a la necesidad de que se entiendan como transmisores, no sólo de conocimientos, sino ante todo, de valores, “sean creyentes o no”.
“El docente, antes que todo, es persona. El alumno lo ve así, como persona y de esa manera impacta en su vida. Por eso, es esencial que además de transmitir conocimientos, le den sentido a esa información, esto quiere decir que el docente lo haga transmitiendo sus valores de vida”, expresó el Arzobispo de Corrientes.
Al referirse a los docentes de escuelas católicas en particular, dijo que tienen la misión de iniciar a los estudiantes en la fe. Asimismo, les pidió “ver desde la fe, no desde los propios ojos”. En ese sentido mencionó la importancia de “mirar a los alumnos desde la experiencia de la Alianza, hacer el esfuerzo interno de salir de sí para mirarse y mirar a los demás con los ojos de Jesús, con sus sentimientos, con su corazón”.
Este Jubileo Docente del Año de la Misericordia, que se realizó bajo el lema “Misericordia, Bicentenario, Educación: nuestros desafíos hoy”, fue organizado por la Junta Arquidiocesana de Educación Católica (JAEC), y representó la culminación de un periodo de debates y reflexiones que tuvieron lugar a lo largo de doce tutoriales durante los meses de agosto y septiembre dirigidos a los equipos de conducción, docentes y personal no docente.
Al finalizar, peregrinaron juntos hasta el Santuario de la Santísima Cruz de los Milagros, unos de los templos donde se encuentra la Puerta de Santa del Año de la Misericordia, símbolo del poder Misericordioso de Dios  a través del cual los fieles pueden alcanzar las indulgencias.
De ese modo, y con Monseñor Andrés encabezando la caminata, los docentes atravesaron juntos la Puerta Santa y participaron de la celebración de la Misa.
“Atravesar la Puerta Santa es signo de una verdadera conversión de nuestro corazón. Cuando atravesamos aquella Puerta es bueno recordar que debemos tener abierta también la puerta de nuestro corazón”. (Papa Francisco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *