«

»

Feb 10

Nepotismo vial

El “nepotismo” está de moda, como ocurrió en el Superior Tribunal de Justicia, también en la Dirección Provincial de Vialidad de Corrientes (DPV).

Por: Alberto Ruiz Diaz

Aguapey.Corrientes,10.02.2015.La resolución de Directorio Nº 0062 fechada el 30 de enero firmada por el Vocal Mario Marín Encina nombra a la hija de su Secretaria en la modalidad de Locación de Servicio. La señorita hija de la Secretaria del Vocal se llama Natalia Gabriela Granovsky, con DNI Nº 33.357.638.- El artículo 2º de la Resolución aprueba el presupuesto de $ 38.500 para la contratación del año 2015.

También está el caso del ex Ingeniero Jefe de la DPV, Antonio Seluy que empleó a la hija e incluso el mismísimo Presidente Justo Armando Espíndola que nombró a su hijo como secretario privado y hasta coordina los asuntos del papá. También maneja la caja chica del Departamento Obras por Contrato y hay quejas porque le tienen que pedir a él para comprar gas.
Los méritos de los jóvenes Granovsky, Seluy, Espíndola y otros para emplearse en la DPV no está en cuestión, sin embargo, hecha la aclaración, hay que decir que el nepotismo es una vieja maña que consiste en la desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para los empleos públicos. La cuestión es que esa práctica choca con las normativas para nombramientos y ascensos en la administración pública, según la cual los méritos están por encima de los amiguismos, aunque algunos pícaros se las arreglan para incluso simular concursos. El nepotismo también choca con la ley de ética pública cuyo propósito es contener la falta de vergüenza de algunos jerarcas porque cuando falta todo es posible ya que es la vergüenza la que reprime el impulso a violar las leyes y frena la voluntad de corrupción. Para Aristóteles la vergüenza es la semilla del principio ético. Para Martín Fierro, “si la vergüenza se pierde Jamás se vuelve a encontrar”. ¿Qué no serían capaces de hacer nuestros funcionarios cuando no la tienen?/diario 1588.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *