«

»

May 27

“No les importó nada, ellos entraron a matar”

LA ESPOSA DEL POLICIA METROPOLITANO BALEADO POR EL GRUPO HALCON ASEGURO QUE ERA INOCENTE

Aguapey.Esteban Echeverria.Buenos Aires,27.05.2016.La mujer, que estaba en la casa cuando irrumpió la Bonaerense, relató el episodio. “Fue un momento de mucha desesperación”, contó. El jefe de la policía provincial dijo que él “no hablaría de error”, aunque dejó en manos de la Justicia aclarar lo sucedido.

Lejos de despejarse, las dudas en torno a la muerte de un policía metropolitano a manos del Grupo Halcón crecen hora a hora. “No les importó nada, ellos entraron a matar. Si se hubiesen identificado como policías mi marido estaría vivo”, dijo la esposa del hombre baleado por el grupo de élite de la bonaerense que allanó su casa de Esteban Echeverría en el marco de una causa por secuestros extorsivos. Aseguró que su marido entró a la policía porteña hace cinco meses y que nada tiene que ver con actividades delictivas. Por su parte, el jefe de la Bonaerense, Pablo Bressi, sostuvo que “yo no hablaría de error. La justicia va a poder dilucidar verdaderamente la situación puntual en la que se generó el enfrentamiento”. “La policía no actúa de esa manera”, dijo sobre la manera en que actuó la policía que él comanda.

Soledad, la esposa del asesinado policía Cristian Silva (25) y madre del hijo en común de dos años, contó su versión de los hechos: “Estábamos durmiendo, estaba todo apagado y yo vi muchas personas vestidas de policía, aunque realmente pensé que eran chorros y él (Cristian) seguramente habrá pensado lo mismo”, recordó.

“Jamás dijeron que eran policías, no escuché nunca eso, sólo dijeron que nos tiremos al piso. Estábamos durmiendo los tres, el nene se había quedado a dormir con nosotros, y él (por su esposo) se levantó y agarró el arma. Y lo primero que hice fue agarrar a mi hijo y taparlo y, en eso, escucho disparos, disparos, disparos y después que empezaron a decir entre ellos ‘viste te matamos hijo de puta, es un hijo de puta, quiso disparar’”, agregó Soledad.

La joven afirmó que cuando lo vio muerto a su esposo pensó que le “iba a pasar exactamente lo mismo”, porque estaba acostada y uno de los efectivos se subió a la cama y desde ahí la “apuntaba con el arma”. “Fue un momento de mucha desesperación”, relató.

Soledad está segura de que el allanamiento se hizo “por error”, ya que consideró “imposible” que Cristian estuviera relacionado con la causa por secuestros que motivó el operativo. “Que investiguen lo que quieran, no van a encontrar nada”, expresó la joven, quien añadió que de su casa sólo se llevaron los teléfonos celulares suyos y de su esposo, la radio policial que usaba Cristian, el arma reglamentaria de él y la de todos los efectivos del Grupo Halcón que participaron del procedimiento.

Fuentes de la investigación informaron que en el procedimiento fueron secuestrados “varios teléfonos” y una pistola calibre 9 milímetros “con la numeración suprimida”.

Además, la mujer recordó que en el momento en que ella a los gritos les dijo a los efectivos que su esposo era policía “se dieron cuenta de que se habían mandado una cagada”.

Soledad contó que su marido había comenzado a trabajar en diciembre último en la Policía Metropolitana, luego de hacer un año de instrucción.

“Lo que menos pensé es que le iba a suceder algo en mi casa, yo tenía muchísimo miedo cuando él se iba a trabajar pero pensé que acá en casa estaba seguro”, concluyó.

En tanto, el comisario general Bressi, quien antes de especializarse en investigaciones antidrogas se desempeñó como “negociador” del Grupo Halcón, dijo a la prensa que se pusieron a disposición de la Justicia las grabaciones del allanamiento realizado a la casa de Silva. “Fue en el marco de una investigación por secuestros extorsivos, el juzgado dispuso el allanamiento de ese lugar y cuando el personal del Grupo Halcón ingresó identificado, haciendo mención del allanamiento, este efectivo intentó efectuar una resistencia y se generó un enfrentamiento armado en el que lamentablemente perdió la vida esta persona”, explicó.

El hecho sucedió el miércoles en una casa ubicada en la calle General Paz al 2100 de la localidad de Monte Grande, en la zona sur del Gran Buenos Aires, donde el Grupo Halcón irrumpió por orden del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, quien había ordenado 18 allanamientos en el marco de un investigación por varios secuestros extorsivos cometidos en Lomas de Zamora.

Según la versión policial, al entrar al inmueble, un joven que estaba con su esposa y su hijo de dos años supuestamente atacó a balazos a los efectivos, quienes repelieron la agresión, por lo que se originó un tiroteo en el que murió baleado. El personal constató minutos después que se trataba de un efectivo de la Metropolitana, cuyo cuerpo fue trasladado a una morgue, donde ayer el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de la Nación realizó la autopsia.

Fuentes de la investigación aclararon que Silva no tenía ningún pedido de detención formal. La sospecha es que en ese lugar los secuestradores guardaban armas que utilizaban para cometer los hechos delictivos.

“Dispararon en una habitación donde estaba mi sobrino de dos años, jamás dijeron que eran policías”, aseguró Jonathan, hermano del policía muerto. “Cristian nunca estuvo en nada raro –agregó–. No cierra por ningún lado que hayan allanado su casa en el marco de una causa criminal.”/Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *