«

»

Oct 28

“No se jode con la ciencia”

CIENTIFICOS Y UNIVERSITARIOS SE MANIFESTARON CONTRA EL AJUSTE

Aguapey.Buenos Aires,28.10.2016.Ante el recorte de fondos impulsado por el Gobierno, investigadores, docentes, estudiantes y trabajadores se manifestaron frente al Congreso. Reclamaron “un aumento sustancial del presupuesto” y “una inmediata recomposición salarial”.

“No al ajuste en ciencia, tecnología y universidad.” Esa fue la consigna que convocó ayer en el Congreso a miles de científicos, docentes, estudiantes y trabajadores del área. El proyecto de presupuesto del año que viene para Ciencia y Tecnología, presentado por el Gobierno, propone un recorte del 32,5 por ciento en términos absolutos. Organizaciones gremiales y partidos políticos se hicieron sentir con fuerza en la ventosa tarde de ayer. A las 16 ya estaba cortada la avenida Entre Ríos, frente al Congreso, y 45 minutos después ya estaba colmada. En el escenario, los organizadores leyeron los saludos de solidaridad de distintos sectores y culminaron con una declaración consensuada por los convocantes, en la que reclamaron, entre otros puntos, “un aumento sustancial del presupuesto de ciencia, tecnología y universidad que garantice con normalidad la actividad de investigación, educación y extensión”, así como una “inmediata recomposición salarial para todos y todas los trabajadores/as investigadores, docentes y de apoyo, que permita que recuperemos el poder adquisitivo perdido por la inflación, la devaluación y los tarifazos”.

“Yo estudio cómo el virus de Hepatitis B causa enfermedades”; “yo estudio la contaminación viral en nuestros alimentos”, mostraban algunos carteles que llevaban los investigadores, para concluir: “No se jode con la ciencia”.

“Este ajuste lo que hace es dejar trunca la posibilidad de formación de los jóvenes y las líneas de investigación que se vienen desarrollando sobre los problemas que tenemos en el país”, dijo a Página/12 Nuria Giniger, investigadora del CEIL-Conicet y referente de Científicos y universitarios autoconvocados, que agregó: “Hay discusión acerca de si el financiamiento debe venir del Estado o si puede venir de agencias internacionales o privadas. Si el financiamiento científico lo asumen las agencias internacionales, las agendas de investigación son de las corporaciones y las grandes empresas, y no las del pueblo”.

Este año los fondos para ciencia y tecnología representaron el 0,75 por ciento del presupuesto nacional, mientras que para el año que viene el Gobierno pretende bajarlo al 0,59 por ciento, el menor porcentaje desde la creación del Ministerio de Ciencia.

“El presupuesto del año que viene es de ajuste –dijo Carlos De Feo, secretario general del sindicato de profesores Conadu, y marcó un contraste–. Tiene que ver con una decisión política, los últimos diez años subió la matrícula pública y cayó la privada, el único país de Latinoamérica donde sucedió.” Todos los sindicatos de docentes universitarios confluyeron en la manifestación y exigieron la reapertura de la paritaria, un aumento del 15 por ciento y la aplicación plena del convenio colectivo de trabajo.

También estuvieron las federaciones estudiantiles de Buenos Aires y La Plata, además de los centros de estudiantes de Farmacia, Exactas y Psicología, un grupo de autoconvocados de Agronomía (todos de la UBA); las agrupaciones de investigadores Ciencia y técnica Argentina, Científicos y universitarios autoconvocados, Jóvenes científicos precarizados; trabajadores de ATE Conicet y de otros organismos. Entre las organizaciones políticas había columnas de La Mella, La Cámpora, Libres del Sur, La Fede, Peronismo Militante, Izquierda Socialista y el Partido Obrero y muchas otras.

Entre las banderas de diversos colores y tamaños se destacaban dos mujeres que, con ambo y guantes –escritos con fibrón negro: “no al ajuste”–, lavaban platos, en alusión al futuro que tendrían los científicos si prospera el recorte.

“La pretensión del Gobierno no es solamente recortar ciencia y técnica, sino que también plantean un tope de 17 puntos para la paritaria docente del año que viene. Es un tope imposible de aceptar”, exclamó Luis Tiscornia, de Conadu Histórica, que hoy completa el paro de 48 horas iniciado ayer. “El recorte afecta al futuro –opinó Tiscornia–, un país sin ciencia, desarrollo, tecnología y educación es un país dependiente que fomenta las desigualdades sociales.”

“Esta iniciativa se tiene que reproducir a nivel nacional, para todos los niveles de la educación: desde el jardín maternal hasta los universitarios. Estudiantes, profesores y padres debemos unirnos”, dijo a este diario Roberto Baradel, del Suteba.

“Entendemos que apoyarlos también es defender nuestra propia educación de hoy y nuestro futuro como científicos”, dijo Julián Asiner, copresidente de la FUBA. “También reclamamos –enfatizó– por el boleto educativo gratuito para los universitarios, el Gobierno elige subsidiar a las empresas privatizadas de transporte y no a los estudiantes.”

“Este es un gobierno –remarcó Daniel Ricci, del gremio docente Fedun– que solo ha favorecido a los ricos y está en contra de los trabajadores, de los científicos y los universitarios, como se puede ver acá.”/Informe: Gastón Godoy-Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *