«

»

Abr 29

Para apurar la ley antidespidos

Aguapey.Buenos Aires,29.04.2016.Tras la aprobación en el Senado, el FpV solicitará una sesión especial para la semana próxima. Desde Cambiemos volvieron a criticar el proyecto y buscan dilatarlo. Dudas sobre la posición del Frente Renovador y el Bloque Justicialista.

Los diputados del Frente para la Victoria (FpV-PJ) solicitarán una sesión especial para el miércoles 4 de mayo en la que intentarán refrendar la media sanción que dio el Senado a la declaración de emergencia ocupacional. La iniciativa, aprobada por amplia mayoría, establece la suspensión por 180 días de los despidos sin causa en el Estado Nacional y en el ámbito privado, y prevé también la doble indemnización. Otros bloques opositores como el massista Frente Renovador y el Bloque Justicialista dividen posturas internas entre sus representantes sindicales que quieren ponerle freno a los despidos y quienes prefieren atender los reclamos de las Pymes en contra de la medida. Progresistas y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) impulsarán que el debate llegue al recinto. En tanto, la alianza oficialista Cambiemos busca bloquear la iniciativa: la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, todavía anoche no había enviado a Diputados el proyecto aprobado el miércoles y el titular de la Cámara baja, el macrista Emilio Monzó, girará la media sanción a las comisones de Presupuesto –a pesar que el proyecto no tiene afectación presupuestaria– y no solo a Legislación Laboral, donde no pudo paralizar el reclamo de las cinco centrales sindicales.

Tras una reunión de varias horas, la bancada de diputados del FpV-PJ decidió ayer por la noche solicitar una sesión especial para tratar el proyecto que llega de la Cámara alta contra los despidos. De esa manera, dejó de lado el proyecto consensuado con el resto del arco opositor en la Cámara baja (que ya había abandonado el massismo) para impulsar la media sanción de los senadores que con 48 votos a favor y solo 16 en contra provocó la primera derrota oficialista en el Senado y dejó a Cambiemos aislada frente a los reclamos sindicales. “Nuestro proyecto tiene algunas mejoras pero acá la necesidad es parar con los despidos en forma inmediata. Tal vez apoyemos tal como viene el proyecto aprobado en el Senado, consensuando por su puesto con todos los bloques”, sostuvo más temprano el jefe de la bancada, Héctor Recalde, y agregó: “El tratamiento es inmediato porque todos los días nos desayunamos con despidos o cesantías, es preocupante. Además, si como dice el gobierno las soluciones vienen en el segundo semestre, no falta tanto”.

Respecto de las Pymes, Recalde aseguró que “tienen un problema por la política económica y no tanto laboral”. “Están pagando 700 por ciento más las tarifas eléctricas y para conseguir un crédito tienen que pagar intereses de hasta 70 ciento. Los despidos al primer sector que afecta es al de las Pymes. Nosotros estamos de acuerdo en buscar medidas paralelamente para apoyarlas”, afirmó. “Vamos a hablar con todos los bloques. No es un tema electoral ni partidario. De no madiar una fuerte decisión del Parlamento se prolongarán los despidos con la legalidad que le da (Mauricio) Macri y su política económica”, dijo Edgardo Depetri a Página/12. El diputado de extracción gremial también denunció “la dilación del oficialismo” que redujo dos horas la recepción de la mesa de entradas para evitar que la media sanción pase a Diputados.

En Cambiemos están preocupados por el costo político que significaría para el Presidente vetar la ley antidespidos. Por eso, en sintonía con Macri, volvieron a criticar la iniciativa. “Hay que discernir la genuina preocupación del oportunismo político”, disparó el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot. “No creo que esta ley se apruebe en Diputados”, agregó el senador macrista Federico Pinedo y advirtió que “a las empresas grandes no les importa pagar doble indemnización y para las chicas puede significar la quiebra”.

El oficialismo aspira a quebrar a otros bloques opositores. Como renovadores y justicialistas que dividen posturas entre su ala gremial y el ala empresarial, sumados a los diputados vinculados a algunos gobernadores, que quieren la exclusión de las Pymes. A la hora de evaluar también tallará en la discusión el costo que significaría quedar aliados al oficialismo frenando un proyecto que reclama parte de su propia base electoral. Un tema que los massistas abordarán el martes próximo en el pleno del bloque, mientras que los diputados del BJ también lo debatirá a comienzos de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *