«

»

Oct 13

Piden declaración jurada al presidente de la Cámara de Diputados por enriquecimiento ilícito

Aguapey.Goya,12.10.2016.La Escribanía General de la Provincia envió una nota a la Presidencia de la Cámara de Diputados de Corrientes en la que intima al titular del cuerpo deliberativo, Pedro Cassani, a presentar una declaración jurada de bienes a fin de cumplir con una requisitoria judicial.

Es que el Juzgado de Instrucción Nº 5 de Corrientes inició una investigación por posible enriquecimiento ilícito del legislador, tras unas denuncia del Ministerio Público Fiscal Federal que descubrió cuentas secretas de Cassani en una cooperativa de crédito que operaba como banco sin autorización donde, además, se sospecha que se realizaban operatorias de lavado de dinero.

Debido a que el delito de enriquecimiento ilícito involucra a una autoridad legislativa provincial, las averiguaciones deben ser realizadas por la Justicia Ordinaria. Pero debido a que se trata de una autoridad legislativa, es la Escribanía de Gobierno la que debería cumplir con las formalidades relacionadas a las averiguaciones patrimoniales del diputado provincial.

Las sospechas de enriquecimiento ilícito surgieron de pesquisas que lleva adelante el fiscal federal Flavio Ferrini y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos, quienes investigan las operatorias de la Cooperativa de Crédito Pyramis, allanadas en noviembre de 2015 tras una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En esa empresa se descubrió la existencia de un millón de pesos, 600.000 dólares y alhajas que estaban guardadas en tres cofres privados registrados a nombre del legislador oficialista. Los montos hallados superan ampliamente el patrimonio exteriorizado en sus declaraciones juradas.

Cassani, dirigente del partido Encuentro Liberal, principal socio del gobierno provincial, había expuesto ante la AFIP que contaba con $ 106.751; 412.855 dólares, $ 1.094.559 depositados en bancos argentinos como también $ 93.687 en muebles y bienes de uso.

Al ser descubierta la cuenta secreta, el juez federal Juan Carlos Vallejos declaró su incompetencia para investigar a Cassani y envió el expediente a la Justicia Provincial donde solicitó que se investigue el posible delito de enriquecimiento ilícito.

La investigación

El dinero de origen sospechoso fue descubierto en el contexto de una investigación por lavado de activos iniciada contra Pyramis en 2015 cuando la AFIP detectó movimientos financieros millonarios en las cuentas bancarias de los directivos de la firma, además de operatorias de intermediación de dinero, es decir, que la cooperativa operaba como un banco sin autorización para hacerlo.

Como resultado de esos negocios, Pyramis realizó actividades financieras por unos 700 millones de pesos en el transcurso de una década.

Entonces, se realizó un allanamiento en el edificio de la calle Nueve de Julio 1272 –lindante a la sucursal del Banco de la Nación Argentina- donde funcionaba la entidad investigada. Allí se descubrieron 320 cajas de seguridad que eran alquiladas a clientes para que guarden sus pertenencias.

Dentro de esos cofres había millones de dólares y de pesos, títulos de propiedad, llaves de automóviles de alta gama, joyas y gran variedad de documentos. Parte de los bienes fueron devueltos a quienes pudieron demostrar la legalidad de su origen.

Otros, como Cassani, perdieron sus pertenencias al estar imposibilitados de explicar de dónde lo obtuvieron, y como él deben dar explicaciones ante la posible existencia de delitos financieros./TN Goya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *