«

»

Sep 14

Poblador rural fue asesinado de disparo de escopeta en el rostro

Aguapey.Lomas de VallejosLa autopsia al cuerpo de Ramón Núñez, el hombre de 60 años hallado sin vida en su casa, reveló que le dispararon a quemarropa. Perdigones dieron en cara y cuello. El ataque sería para robarle. Habría ocurrido tres días antes de que su hermana lo descubriera.

El hombre al que hallaron muerto en su casa del paraje Cerrito, en la localidad correntina de Lomas de Vallejos, fue víctima de un asesinato. Lo mataron con un disparo de escopeta a quemarropa, según revelaron ayer los estudios médicos forenses a los que accedió diario época.
Ramón Núñez, de 60 años, habría sido atacado tres días antes de que su hermana lo encontrara tirado en el interior de la vivienda que habitaba solo, a unos 115 kilómetros aproximadamente de la capital provincial, en el departamento de General Paz.
Confirmado el crimen, la hipótesis principal apunta a una agresión en ocasión de robo. De acuerdo a los dichos de la mujer, en el domicilio de su hermano advirtió la faltante de algunos elementos tales como un televisor y una garrafa.
Un dato puntual, relacionado a la supuesta existencia de una abultada suma de dinero en casa de Núñez sería el móvil del asalto mortal que sufrió.
Su familiar indicó que el cobro de unos 14 mil pesos derivados de un seguro de vida (dejado por su madre) presuntamente llegó a oídos de delincuentes y éstos, con el afán de robárselo, terminaron cometiendo el asesinato. Sin embargo, no hay certezas hasta el momento si el sexagenario contaba en la casa con el efectivo de ese beneficio.
La demora en establecer la causa de muerte fue el avanzado estado de descomposición del cadáver. El rostro estaba irreconocible. Además, en la zona del cuello presentaba la faltante de tejidos y partes blandas aparentemente por la acción de roedores.
María, hermana de Ramón, fue quien alertó a la Policía sobre lo sucedido. Ella viajó el sábado desde Corrientes a visitarlo y al llegar encontró todo cerrado. Pero la sobresaltó una ventana con signos de violencia y a través de esa abertura observó a su familiar tirado en el piso.
Para los investigadores desde un primer momento hubo indicios relacionados a un homicidio. La puerta de acceso estaba trabada desde afuera con un candado colocado, aunque sin ser trabado. Y a simple vista existía cierto desorden adentro de la casa, señal de que alguien estuvo revolviendo todo a su paso en búsqueda de algo concreto.
La noticia conmocionó al resto de los pobladores de la zona, donde la casa más próxima está situada a unos 300 metros junto a un camino vecinal.
Inmediatamente las autoridades de la comisaría de Lomas de Vallejos, dependiente de la Unidad Regional Uno, iniciaron la pesquisa. Ayer, desde Capital partieron a la zona efectivos de la División Homicidios de la Dirección de Investigación Criminal. Ya hubo algunos testimonios recolectados. Entre ellos el de un hombre que dijo haber visto en vida por última vez a Ramón en la mañana del miércoles, cuando éste habría ido a realizar compras a una despensa del paraje.
Por el arma de fuego utilizada una conjetura apunta a que el autor del crimen podría ser alguien de la zona e inclusive conocido de la víctima.
Núñez era un pequeño productor. Comercializaba mandiocas que sembraba en su propiedad. No tenía grandes bienes, tampoco automóvil. Como medio de movilidad contaba sólo con una motocicleta modesta.
Interviene la Fiscalía 5, a cargo de María Graciela Fernández Contarde, y el Juzgado de Instrucción 5 de la magistrada Laura Varela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *