«

»

Abr 25

Por crímenes de lesa humanidad cometidos en el CCD que funcionó en la ex Brigada de Investigaciones de la Policía de Chaco. Juicio “Caballero II”: la Fiscalía solicitó 8 perpetuas y 4 penas de más de 20 años de prisión

Aguapey RESISTENCIA CHACO 25 04 2018 En su exposición de los alegatos, los representantes del MPF describieron y valoraron los testimonios, la calificación legal de los hechos y los pedidos de pena para cada uno de los doce imputados. El debate pasó a cuarto intermedio hasta el próximo jueves.

El Ministerio Público Fiscal culminó su alegato en la causa conocida como “Caballero II” con pedidos de penas por delitos como tormentos agravados, privaciones ilegítimas de la libertad y homicidios calificados para doce ex militares y policías juzgados ante el Tribunal Oral Federal de Resistencia, por crímenes de lesa humanidad en la ex Brigada de Investigaciones. El juicio oral continuará con el alegato de las defensas el próximo jueves 26 de abril.

La exposición fue llevada a cabo el jueves pasado por el fiscal general Carlos Amad, el fiscal federal Patricio Sabadini y el fiscal ad-hoc Diego Vigay. Allí se describieron y valoraron los testimonios, la calificación legal de los hechos y el pedido de pena respectiva para los imputados. En este sentido, para Gabino Manader, José Francisco Rodríguez Valiente, Enzo Breard, José Marín, Ramón Esteban Meza, Luis Alberto Patetta, Albino Luis Borda y José Tadeo Luis Bettolli se requirieron penas de 25 años de prisión e inhabilitación absoluta por tormento agravado psíquico y físico por la condición de detenido político de la víctima y privación ilegítima de la libertad. Además, como pena alternativa, en relación con el destino final del matrimonio conformado por Pedro Morel y Sara Fulvia Ayala -que continúa desaparecido-, se requirió condenarlos por homicidio calificado a la pena de prisión perpetua.

Asimismo, se solicitó la pena de 21 años de prisión para Gustavo Pellozo, Jorge Ibarra, Antonio Musa Azar Curiy Miguel Garbi por tormento agravado psíquico y físico por la condición de detenido político de la víctima y privación ilegítima de la libertad, en relación a un hecho.

La ex Brigada fue el centro clandestino de detención más grande de la región. Fue el primer lugar de paso y padecimiento de interrogatorios bajo torturas de más de un centenar de detenidos políticos del Chaco y provincias vecinas. Las víctimas luego eran trasladadas a la Alcaldía, a la Unidad Penal N°7 y al Regimiento de La Liguria.

Los hechos juzgados

Los representantes del MPF consideraron acreditados los hechos de los que fueron víctima Ayala y Morel. Eran oriundos de Formosa y militantes en las Ligas Agrarias de la zona de Goya, Corrientes, y estaban vinculados al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). La pareja fue vista por última vez en la ex Brigada a mediados de 1977, en un precario estado de salud. También se juzga la privación ilegal de la libertad y los tormentos sufridos por Juan Carlos Goya, Graciela de la Rosa y Emilio Eduardo Saliva -ya fallecido-. El objeto del debate oral también alcanza los crímenes cometidos contra Carlos Erasmo Aguirre, Julio Aranda y Roberto Alcides Greca, estudiantes universitarios de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) de la Facultad de Arquitectura, quienes fueron secuestrados en noviembre de 1976, y también de Mauricio Berger, un pequeño productor agropecuario militante de las Ligas Agrarias de Chaco.

Al retomar el alegato -que demandó tres audiencias-, Vigay señaló las razones que avalan la descripción minuciosa de los detalles e indicios de contexto necesarios para la reconstrucción fidedigna del funcionamiento del centro de detención y exterminio organizado de modo clandestino en la ex Brigada de Investigaciones, con la finalidad de asegurar la impunidad de los crímenes allí cometidos.

Delitos de lesa humanidad

La Fiscalía remarcó la importancia del testimonio de sobrevivientes y testigos y la credibilidad que les asiste. Además, citó jurisprudencia reciente sobre el tema, incluida una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) de este año.

“En este juicio hablamos de delitos de lesa humanidad, esto está plenamente superado, se tratan de serios actos que por su extensión y gravedad y que trascienden al individuo y agreden a la humanidad toda, en un ataque sistemático y gran escala”, consideraron los fiscales. Sobre ello señalaron que, en los casos ventilados en el juicio -el cuarto por crímenes de lesa humanidad en la provincia-, los roles y tipos penales desplegados por cada uno de los imputados fueron “perfectamente identificados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *