«

»

Feb 12

Por malas condiciones de higiene y seguridad la Comuna clausuró carnicerías, minimercado y un local bailable

Aguapey.Corrientes,12.02.2015.En el marco de políticas sanitarias impulsadas por el Municipio capitalino, que pretenden regularizar todos los comercios de la Ciudad, la Secretaría de Ambiente clausuró en los últimos días varios locales comerciales de distintos rubros. En todos los casos se observó falencias en materia de higiene, e incumplimiento de las exigencias administrativas.

En una serie de procedimientos realizados en los últimos días, la Dirección General de Control e Inspecciones, dependiente de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Corrientes, procedió a la clausura de varios locales comerciales, los cuales no cumplían con las normativas vigentes.

Uno de los comercios visitados por los inspectores comunales fue el Mini Mercado Modelo, ubicado sobre la avenida Armenia Nº 4155, donde se comprobaron distintas irregularidades que motivaron la inmediata clausura. El local no contaba con la Habilitación Comercial, el Certificado de Control de Plaga, ni el Certificado de Prevención contra incendios.

Se observó además falta de higiene generalizada, con la presencia de plagas (cucarachas) en todo el sector de atención, incluyendo la zona de carnicería. Además se procedió al decomiso y posterior desnaturalización de mercaderías vencidas, lo que quedó constatado en el Acta de Inspección Nro 12.149.

Otra inspección se concretó en el boliche  “La Casona”, ubicado en avenida Maipú al 3.476. El local tampoco no pudo acreditar la Habilitación Comercial, Certificado de Prevención contra incendios, ni Certificado de Control de Plagas.

El accionar municipal se originó luego de denuncias por ruidos molestos registrados en el 0800-5555-6864. En la oportunidad se constataron las irregularidades, como altos decibeles de la música, que al no respetar los niveles establecidos, derivó en la clausura preventiva del local.

Por otra parte, en el local Abasto de Carnes SRL (José Rolón Nº 263) los inspectores detectaron innumerables irregularidades que motivaron también su clausura preventiva. El negocio funcionaba sin Habilitación Municipal, sin Libreta Sanitaria y sin Carnet de Manipulación de algunos integrantes del personal.

En el salón de ventas se constató falta de higiene en desagües y rejillas, con la presencia de moscas en todas las áreas. La cámara de frío para guardar pollos tenía sobrecarga de mercaderías (cajones de pollos, chorizos y retazos de carne) dificultando la misma la conservación de los alimentos y una adecuada higiene, entre otras falencias.

Luego de la inspección, se procedió al decomiso y desnaturalización -en presencia y conformidad de la persona encargada- de productos tales como 60 kilos de carne molida; 10 kilos de menudencia de pollo y 20 kilos de recortes de carnes, por hallarse en estado de descomposición (olor alterado y putrefacto), así como 18 bolsas de pan rallado de 5(cinco) kilos cada una.

Por todas estas irregularidades, el personal municipal clausuró preventivamente la carnicería, colocando las fajas correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *