«

»

Abr 12

Pyongyang dijo estar preparada para un “ataque preventivo” de Estados Unidos

Aguapey. Pionyang.Corea del Norte,12.04.2017. Corea del Norte celebró este martes su sesión anual parlamentaria en medio de una atmósfera de creciente tensión regional, y condenó el envío del portaaviones USS Carl Vinson a la zona.

La sesión de la Asamblea Suprema del Pueblo (Parlamento), convocada para coincidir con el quinto aniversario del liderazgo de Kim Jong-un, se celebra anualmente para ratificar las decisiones de política local adoptadas por el Partido de los Trabajadores o el Ejército.

Sin embargo, la actual situación de nerviosismo en la península coreana terminó por copar la atención, sobre todo después de que Pyongyang dijera este martes estar listo “para reaccionar ante cualquier forma de guerra” que le plantee Washington, a raíz de que el Pentágono ordenara el envío del USS Carl Vinson, informaron las agencias EFE y Reuters.

En su cuenta de Twitter, este martes el presidente estadounidense Donald Trump subió el tono de la tensión al publicar que Pyongyang “está buscando problemas” y que si China decide contribuir con Washington a la solución será bienvenida, pero si no lo hace “lo resolveremos solos”.

El despliegue del USS Carl Vinson en la península responde al lanzamiento de un misil de medio alcance que Pyongyang llevó a cabo el 5 de abril y se produce justo después de que fuerzas estadounidenses destruyeran con misiles de crucero una base del gobierno sirio como castigo por su supuesto ataque con armas químicas la semana pasada.

Esta situación, a la que se suma la insistencia norcoreana por desarrollar misiles nucleares capaces de alcanzar territorio estadounidense como vía para garantizar su supervivencia, hacen presumir que Corea del Norte podría llevar a cabo muy pronto una nueva prueba atómica o de proyectiles balísticos.

La ofensiva de Estados Unidos y Corea del Sur

Por su parte, marines estadounidenses y surcoreanos realizaron este martes unos ejercicios en Pohang, 360 kilómetros al este de Seúl, en el marco de las maniobras militares anuales “Foal eagle”, que este año han contado con el mayor despliegue hasta la fecha en respuesta al número récord de pruebas de armas que hizo Pyongyang en 2016.

Todo este escenario ha sembrado también una paulatina inquietud en Corea del Sur, donde el gobierno insistió este martes en que no se producirá una acción militar unilateral de Estados Unidos contra Corea del Norte.

El presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, advirtió de las provocaciones de su vecino norteño y ordenó al Ejército intensificar la vigilancia para asegurar una comunicación cercana con Estados Unidos.

Esta creciente tensión en la península formará parte central de la agenda que el Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson y su homólogo ruso Serguei Lavrov abordarán este martes en Rusia, durante la visita del funcionario norteamericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *