«

»

Abr 23

Que no pare la alegría

Aguapey.Buenos Aires,23.04.2016.El presidente Mauricio Macri volvió a criticar duramente ayer los proyectos que buscan declarar la emergencia laboral y fijar la doble indemnización. Desde Formosa, apeló a los mismos argumentos con los que ya intentó impugnar más de una vez el avance de las iniciativas que impulsa la oposición en el Congreso para atenuar la ola de despidos: “Van a favor de la arbitrariedad y alejan las inversiones”. También que “no podemos repetir errores con fórmulas que ya probamos en el pasado” y “no hagamos cosas que no sirven, trabajemos juntos en lo que suma”, fueron algunas de las ideas que reiteró el Presidente. Eufórico tras concretar el pago a los fondos buitre, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay fue más allá todavía y consideró los cuestionamientos por los despidos masivos tanto en el ámbito público como privado como “una sensación térmica” (ver recuadro). El escenario elegido para el discurso fue la ciudad formoseña de Clorinda, donde Macri anunció la construcción de una planta potabilizadora de agua en compañía del gobernador Gildo Insfrán, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el ministro de Agricultura, el formoseño Ricardo Buryaile, y el responsable del Plan Belgrano, José Cano. Tras finalizar el discurso, cerca del mediodía, Macri volvió inmediatamente a Buenos Aires.

Desde la Casa Rosada dejaron correr ayer otra vez la versión de que el Gobierno está dispuesto a vetar las iniciativas en caso de que sean aprobabas en el Congreso.

El proyecto que establece la emergencia económica, prohibiendo los despidos y estableciendo la doble indemnización cuenta con el respaldo de los bloques del FpV, el Justicialista, el Frente Renovador, Progresistas y el FIT, y con el apoyo de las tres CGT y las dos CTA. Mientras que las cámaras empresarias como la UIA, la CAME y la CAC manifestaron su oposición, como era previsible. “La ley antidespidos es un cepo laboral”, lanzó ayer en línea con el Gobierno el directivo de la UIA José Urtubey.

Sobre el trámite se expresó el jefe de la bancada de diputados del PRO, Nicolás Massot, para quien los proyectos “son oportunistas”. Massot reflotó, como contrapartida, un proyecto de primer empleo similar al que implementó el macrismo en la Ciudad. “Es híper ambicioso”, opinó.

A la par de lo que podría ser su primera derrota legislativa, en el Gobierno se muestran preocupados por la instalación del desempleo en la agenda pública. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, intentó minimizar ayer el problema. “No hay despidos masivos ni crisis en materia de empleo. Todos los indicadores están hablando de variaciones que son más bien reducidas, que tienen que ver con algunos sectores en particular y en los que estamos trabajando para reactivar”, esgrimió luego de una ronda de anuncios en materia ambiental junto al ministro del área, Sergio Bergman.

Ante el rechazo frontal del Gobierno al proyecto, los legisladores que lo impulsan salieron a respaldarlo. “Nosotros estamos muy preocupados con lo que está sucediendo”, explicó el diputado y dirigente sindical Omar Plaini. “Estamos hablando de trabajadores, personas de carne y hueso. Mientras nosotros hablamos por radio están despidiendo a un argentino en algún lugar del país que entre hoy y mañana no podrá poner un plato de comida en su casa”, sostuvo Plaini en una entrevista. “Nos llenamos la boca hablando y anunciando por todos lados ‘Pobreza cero’ y resulta que dejamos que despidan miles y miles de trabajadores. ¿Cómo es el tema?”, insistió.

Luego de haberse mostrado muy cerca de las políticas oficiales, el diputado del Bloque Justicialista Diego Bossio en los últimos días buscó acentuar su perfil crítico al Gobierno. Ayer, Señaló que el presidente Macri “no da ninguna solución para proteger el empleo” y “no dice cuáles son sus planes”. Como Plaini, Bossio también marcó la contradicción respecto a la promesa electoral de “Pobreza cero”. “La realidad que vivimos con Macri presidente es pobreza en aumento, desempleo masivo y tarifazos brutales”, afirmó.

Desde los sindicatos recordaron el perjuicio que sufrieron los trabajadores en estos meses. Según la Uocra, son ya 30 mil puestos de trabajo perdidos sólo en ese rubro. Desde la UOM también acusaron el golpe y anunciaron un paro de 48 horas a partir del 5 de mayo, no sólo por la falta de acuerdo paritario sino también en respuesta a los 3 mil despidos y 9 mil suspensiones que sufrieron sus afiliados. Por otro lado, las cinco centrales obreras organizan una inédita movilización conjunta para el 29 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *