«

»

May 03

Ríos controló el funcionamiento de canales y estaciones de bombeo

Aguapey.Corrientes,03.05.2017.Durante la lluvia caída este miércoles 3 de mayo, el intendente Fabián Ríos constató, junto al senador nacional Carlos Mauricio Espínola, el normal escurrimiento del agua por los grandes canales que sacan el líquido de la Ciudad. El Jefe comunal coordinó los trabajos bombeos, extensión y profundización de canales para acelerar el desagote en comunidades ubicadas a la vera de lagunas, bañados, cañadas y esteros. El Intendente también supervisó la consolidación y apuntalamiento del pluvial y del pavimento en la avenida Jorge Romero, que está en pleno proceso de reconstrucción.

El intendente Fabián Ríos acompañado por el senador nacional Carlos Mauricio Espínola supervisó durante el mediodía de este miércoles 3 de mayo, los trabajos que viene realizando la Municipalidad de Corrientes en diferentes barrios ubicados a la vera de la Ruta Provincial N°5 y Ruta Nacional N°12.

En su recorrida dialogó con vecinos, atendió sus demandas e instruyó nuevas intervenciones para levantar alcantarillados, extender y profundizar canales, instalar más bombas de desagote; con el objetivo de mejorar la capacidad de drenaje en comunidades ubicadas a la vera de lagunas, bañados, cañadas y esteros.

La Comuna instaló una bomba en la intersección de ruta 5 y la calle Rafael Vilelas, próxima a la rotonda de la Virgen en el barrio Cremonte. Posee una capacidad de extracción superior a los 30 millones de litros por hora que arroja las aguas hacia avenida Independencia. 

También funcionan otras cuatro bombas instaladas desde la semana pasada. Una de ellas en el canal que corre en paralelo a Ruta 12, entre la Rotonda de la Virgen de Itatí y el acceso a la Ciudad por Cazadores Correntinos, también con capacidad para extraer hasta 30 millones de litros por día.

Los otros dos equipos están ubicados en Ruta 12, una en la intersección con Río Chico que impulsa líquido hacia el Canal 4 y el Canal 5. Y otra bomba fue instalada recientemente frente al aeropuerto Fernando Piragine Niveyro.

Cada equipo puede impulsar hasta 40 millones de litros por día y tienen el objetivo de bajar los niveles de agua de los esteros y lagunas ubicados detrás del barrio Bejarano. En ese sector se realizan también nuevas canalizaciones por la gran cantidad de agua que baja de los lagunares y sistemas hídricos de Santa Ana.

El Jefe Comunal instruyó a técnicos y cuadrillas de la Secretaría de Infraestructura, proseguir con los trabajos de profundización y apertura de nuevos canales de desagüe; para derivar los líquidos pluviales que provienen de los espejos de agua desbordados de Santa Ana.

La zona en riesgo es la ubicada en el triángulo que forman la Ruta 43, Ruta 5 y Ruta 12. El sector se encuentra totalmente saturado por las aguas que bajan de las lagunas desbordadas de la zona Este. Las mismas recaen en los barrios Laguna Soto, Yecohá y Bejarano que son los puntos más bajos.

Mediante una bomba de grandes proporciones se desaloja el agua del sector noreste que proviene de Santa Ana. De forma simultánea se trabaja con retroexcavadoras y se continúa con la canalización en diversos sectores de la Capital.

Los trabajos consisten en la limpieza del sector, retirar  la vegetación y elementos residuales y basura acumulada arrojada por los vecinos.

Otras áreas en riesgo son las cercanas a lagunas desbordadas a ambos lados de la Ruta 5, que podrían volver a afectar a los barrios Sapucay, Laguna Brava, Cremonte, San Ignacio y Ponce. Son sectores en los que esta semana se drenó, con bombas y canalizaciones, toda el agua que afectó a algunas casas productos del excedente hídrico que baja del Riachuelo desbordado (en zona de San Luis del Palmar) y lagunas saturadas.

 

ENTIBAMIENTO DE LA AVENIDA ROMERO

Este miércoles 3 de mayo, el intendente Fabián Ríos también supervisó los intensos trabajos que realiza la Comuna para reparar el pluvial troncal de la avenida Jorge Romero, en la esquina con calle Suipacha, y las condiciones estructurales de la viviendas de la zona.

Las fallas estructurales del caño de chapa corroído, de 20 años de antigüedad, ocasionaron el deterioro de la avenida que ahora está siendo intervenida en dos tramos de 100 metros cada uno.

Operarios municipales, pese al asueto por el día de la Cruz de los Milagros, realizan tareas de entibamiento mediante la instalación de columnas y paneles metálicos, para evitar que la losa de hormigón se siga deteriorando.

Fabián Ríos agradeció a los obreros municipales que se están ocupando de esta delicada obra; quienes vienen trabajando durante una semana, inclusive el 1 de mayo y también hoy durante el feriado.

El sector sufrió un nuevo derrumbe luego de los 570 milímetros de agua caída la semana pasada. “El pavimento fue una obra provincial que tiene menos de cuatro años, se inauguró en agosto de 2013. Técnicos municipales recopilan informes, planos, proyectos tanto sobre la construcción del pluvial que data de hace 20 años, como del pavimento que hizo la Provincia hace muy poco”, detalló Ríos.

El Jefe Comunal explicó que después de retirar el pavimento desmoronado, se realizarán estudios de las condiciones del suelo en el tramo que va desde Elías Abad hasta Pasaje Morgan.

El Intendente constató las reparaciones que realiza la Municipalidad en una vivienda afectada por el socavamiento de la avenida, en su intersección con la calle Madariaga; y se interiorizó de la situación de otros hogares a la vera de la avenida, en las que no se detectaron fallas ni  anormalidades en sus estructuras.

El hormigonado de la avenida Jorge Romero fue afectado por el colapso del pluvial de chapa galvanizada de 20 años de antigüedad. Por el deterioro de la misma en la arteria se generan nuevos hundimientos del pavimento a raíz de serios problemas estructurales que presenta el desagüe troncal subterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *