«

»

Oct 15

Sáenz Peña: Por la crisis, cerró la fábrica Igui y quedaron 20 empleados en la calle

Aguapey. Saenz Peña.Chaco,15.10.2016.La fábrica que la firma internacional líder en la construcción de piletas de fibra de vidrio tenía hasta hoy en el Parque Industrial de Sáenz Peña, era su segunda planta en el país. Fue inaugurada hace 4 años, en el marco de los incentivos oficiales otorgados mediante la política de promoción industrial de la gestión de Jorge Capitanich.

La noticia fue confirmada al portal local Periodismo365 por el Dr. Orlando Jorge Stefanoff, abogado representante de los empleados. “Es una situación muy triste porque no es fácil conseguir trabajo en estos momentos. Si bien los obreros despedidos han cobrado sus indemnizaciones, es muy difícil reinsertarse ahora en el mercado laboral”, lamentó el profesional del derecho.

“Concretamente son 20 empleados que prestaban servicios para la empresa servicios Sáenz Peña Industria de Piscinas SRL, con domicilio en el kilómetro 172 de la Ruta Nacional Nº 16, enclavada en el predio del Parque Industrial de Sáenz Peña, como dice el Contrato Social de la Empresa”, explicó Stefanoff.

“Lo que hicieron los empresarios es un cierre total de la planta en nuestra ciudad, y lo que podían hacer ellos era pagarle el 50 % de la indemnización, pero se logró que la empresa abone a todos sus operarios el 100 % de su monto indemnizativo”, aclaró.

Quedó solamente el recuerdo: el día que Igui inauguró su planta en Sáenz Peña.
Stefanoff informó que “todos los trabajadores despedidos tienen domicilio en la ciudad de Sáenz Peña y ninguno de los obreros alcanzaba a los cinco años de antigüedad porque entraron cuando la empresa se radicó aquí hace 4 años y 6 meses. Algunos son operarios muy especializados porque tenían mucha experiencia en el rubro de arreglos y colocación de piletas de fibra de vidrio.

Si bien queda la razón social aquí, la empresa cierra totalmente su fábrica en Sáenz Peña. Ellos alegaron una crisis económica pero independientemente de eso, pagaron el 100 % de la indemnización a sus empleados. La idea de ellos es que ni bien se acomoden financieramente, podrían retomar sus actividades, es decir que no se van definitivamente de Sáenz Peña pero hoy dieron el cese total de las actividades y todos los trabajadores quedaron despedidos. Es más, hasta al delegado sindical se lo notificó del cierre definitivo de la empresa”, detalló el abogado.

La planta de Igui en el Parque Industrial de Presidencia Roque Sáenz Peña.

“Ellos venían charlando de esta situación hace varios meses porque sabían que el 31 de julio quedarían sin trabajo por el cierre de la planta. Por eso es que hoy formalizamos ante el Juzgado Laboral Nº 1 a cargo del dr. Osicka, este convenio de pago indemnizatorio por la antigüedad y la falta de preaviso. Los empresarios manifiestan que la rentabilidad no era la que estaban sosteniendo y antes de comenzar a no cumplir con sus compromisos tomaron esta determinación para ver como se reacomodaban después financieramente, porque para hacer un procedimiento de crisis preventiva, ellos tenían que demostrar contablemente la situación de varios años. A la situación ya la venían charlando con los delegados gremiales regionales que habían firmado acuerdos para seguir hasta ésta fecha, así que los delegados gremiales ya estaban informados de esta situación desde hace un par de meses” destacó Stefanoff.

“Ellos (los empresarios) venden bajo la franquicia de la marca Igui, conocida fábrica de piletas de fibra de vidrio en Brasil, Paraguay y Argentina. Por supuesto que duele cuando una empresa radicada en nuestro Parque Industrial se va. Duele muchísimo porque si multiplicamos 20 operarios por 5 personas de una familia tipo con tres hijos, hoy tenemos a 100 seres humanos sin el sustento básico, y pese a que algunos son obreros especializados, cuesta muchísimo hoy insertarse en el mercado laboral. Nos duele como saenzpeñenses porque este impacto se siente en lo social pero lamentablemente en estos momentos, ésta es la realidad de nuestra Argentina”, finalizó el letrado.

LOS TESTIMONIOS DE LOS EMPLEADOS DESPEDIDO

“Llegamos a un acuerdo, nos van a pagar en cómodas cuotas la indemnización y nos dieron siete cheques a treinta días, pero con la inflación que hay cuando cobremos el ultimo cheque no nos va a quedar nada. Arreglamos con la empresa, llegamos a un acuerdo pero no estamos conformes”, dijeron los trabajadores quienes en su mayoría tiene cinco años de antigüedad.

Los montos de las indemnizaciones rondan entre 65 y 105 mil pesos según la antigüedad de los trabajadores, que aceptaron a regañadientes el acuerdo.

Comentaron que cuando cambiaron los dueños de la empresa “ya sabían que se iban a quedar sin trabajo porque se corría el rumor que iban a trasladar todo a la otra fábrica, nos dijeron que fue por la crisis. La hicieron bien porque jugaron con la necesidad de los trabajadores”, afirmaron./ChacoHoy

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *