«

»

jun 24

Santa Lucia:Imponen el nombre del fallecido sacerdote José Luis Niella, en el barrio La Estancia.

94812919437590_10209416882286679_8070695320858129620_nElLitoral-190657-1400x84019429702_1471482982911388_7792912469681168473_nCtesAlDia-125700-1000x1000-fitAguapey.Santa Lucia,23.06.2017. “Para hoy, viernes 23 de junio, la Comisión de la Capilla del Corazón de Jesús, en el barrio La Estancia,  invita para hoy 20 horas,  a la Bendición de Señalética de calle Luis Niella, quien en vida fuera el Cura que abrazó la causa de los humildes principalmente”, reza la invitación en la cuenta de facebook del jefe comunal de Santa Lucia, José Sananez.

Enhorabuena para las Autoridades y Comunidad de Santa Lucia éste justo homenaje al padre Luis Niella, un extraordinario sacerdote que aplicó el evangelio en su vida. Dedico su trabajo de sacerdote en el auxilio a los huérfanos y a los chicos de la calle, una tarea que sólo un prebístero preparado en la Fe de Dios puede encarar. Felicitaciones al intendente y al autor del proyecto de ordenanza que impone el nombre del sacerdote itateño-con muchos años de labor en la Parroquia de Santa Lucia- a una calle de la Capital de la Horticultura. Esta imposición del nombre de Niella es un homenaje póstumo que muchos reclamaban, y cuando decimos muchos nos referimos a las clases sociales pobres, fundamentalmente.

José Luis Niella, fué un párroco comprometido con su Comunidad. Electo Convencional constituyente en 2007 por el Frente Social para la Victoria, y su camino en paralelo con la política, tuvo varios puntos de contacto en repetidas circunstancias a lo largo de su vida pastoral, con diferentes gobiernos, dictatoriales y democráticos. Pero siempre en la vereda de enfrente.
La prosapia de los Niella

Quizás por eso hoy no sea una incoherencia que el “Piña correntino”, esté en una lista opositora. Su nombre está ligado a la historia de Corrientes desde tiempos fundacionales, aunque no hay certeza, sino simples versiones acerca de su parentesco de alcurnia. El patio de Armas de la Prefectura Naval con asiento en la ciudad de Corrientes, es conocido aquí como la “Casa de Luis Niella”. Este hombre es nada menos que el bisabuelo del primer obispo de Corrientes y antecesor del padre Niella, párroco por muchos años en Santa Lucía. Luis Niella, fue integrante del grupo de realistas que tomó el poder en Corrientes por el breve tiempo en Abril de 1811, con ayuda de los paraguayos. Integró el llamado “Grupo de los Sarracenos”. El “españolista” Don Luis Niella murió exiliado en Mburucuyá en el año 1846. El primer obispo de Corrientes, fue Luis María Niella. Nació en 1853, en el mismo año que fuera aprobada la Constitución de la República Argentina. El 2 de febrero de 1879, fecha de su ordenación de sacerdote en la catedral de Santa Fe, por el Imo. Sr. Obispo del Paraná, Dr. José María Gelabert y Crespo. Fue cura párroco de Goya y en 1900 aceptó la vicaría foránea y el curato de la Iglesia matriz de Corrientes, por nombramiento del 15 de enero de 1900, tomando posesión de esos cargos en el aniversario de su ordenación, el 2 de febrero del mismo año. Y en 1911designado Obispo de Corrientes por Bula de Pío X de 3 de febrero de ese año, ordenado obispo en la Iglesia Matriz de Corrientes el 4 de junio de 1911. Fue obispo de Corrientes por 22 años y cinco meses. De él además se recuerda, que fue el que erigió la Parroquia “Santísima Cruz de los Milagros”. De esta matriz, procede el padre José Luis Niella. Su primera militancia de tinte político, ya como sacerdote, fue en el “Tercermundismo”, y algunos lo reconocen en Goya, como miembro de las resurgentes “Ligas Agrarias”, que le costó incluso la excomulgación por parte de la Iglesia. En esa circunstancia, su vida se cruza con el abogado, Vicente “Cacho” Ayala, uno de los desaparecidos correntinos en aún durante el gobierno de Isabel Perón y Julio Romero, preanuncio de la dramática página que escribiría en la historia argentina el Proceso de Reorganización Nacional. Ayala, desapareció en las inmediaciones del club San Martín el 16 febrero 1976, Legajo de Conadep Nº 385. Su madre, Sra. De Ayala es uno de los miembros fundadores de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes. Cacho nació en Corrientes el 1° de marzo de 1946. Cursó su escuela primaria en el Colegio Salesiano y la terminó en el Colegio de los Capuchinos en Concordia (Entre Ríos). Terminó el secundario en el Colegio “Alejandro Carbó” de esa localidad entrerriana, donde figura con otros 7 desaparecidos en una hermosa placa que les dedicaron. Decidió seguir la carrera de Derecho, para lo cual regresó a su tierra natal, objetivo que siempre había soñado.(1964). Su espíritu inquieto por lo social encontró estímulo en el Padre Raúl Marturet, a cargo por entonces del Pensionado Católico para estudiantes universitarios del interior. Poco a poco fue alternando su vida entre la prosecución de su carrera y la opción por los oprimidos. Por estos motivos, participó a comienzos de los 70 en una huelga de hambre en favor de los cinco sacerdotes del Tercer Mundo, comprometidos con su pueblo que fueron excomulgados por las autoridades de la Iglesia: Padres Raúl l. Marturet, Belisario “Pucho” Tiscornia, Luis Niella, Gabino Casco y Babín. También a principios de los 70, la figura del padre José Luis Niella fue clave para la ordenación de otro sacerdote emblemática de la zona, que viene de cumplir los 25 años de su ordenación sacerdotal. El Padre Oscar Osvaldo Barrios, que lo recordó públicamente “me ayudó a transitar la decisión de ingresar al seminario”. Esa noche estuvo presente el ex cura párroco de San Cosme quien fue aplaudido también por la feligresía”. En su tarea pastoral en Goya, el padre Niella abrió un hogar para chicos de la calle y reconoció públicamente le puso “el nombre de Fray Luchesi, párroco de Goya que fue asesinado cerca de 1880, por no entregar dinero que tenía reunido como limosna… en 1993 un niño de la calle que yo atendía soñó con él, y a mí se me apareció poco después, mientras dormía”. Reconoció también públicamente alguna militancia en la Democracia Cristiana luego de su jubilación canónica, cumplida al llegar a los 75 años. Estando como párroco en Santa Lucía dio el visto bueno, para que un intendente del Partido Autonomista, interceptara camiones con alimentos. Fue en 1998. Tato Romero Feris, gobernaba desde la intendencia de Corrientes. Y los medios nacionales, miraban a la provincia, que era azotada por fuertes inundaciones. Niella, asumió la decisión de interceptar la mercadería, y eso le valió un cruce con el desaparecido “Pacho” Balestra, por entonces intendente de Goya. Esto es lo que Clarín recuerda sobre ese episodio: En la Catedral de Goya, Daysi Cuadrado, coordinadora parroquial de Caritas, cuenta que el manejo de las donaciones es una cosa de locos. Una mujer interrumpe y le pregunta: ¿Qué hacemos con los autoevacuados? Porque nadie los tiene en cuenta, no figuran en ningún lado y nadie les da nada. Daysi dice que se tienen que registrar en las capillas. Sobre la marcha, buscan una solución. Sin embargo, ella no conoce que uno de los grandes obstáculos es el de la utilización política de los colchones y los fideos que otros pagaron. Acá el que manda es el Tato Romero Feris, dice el intendente de Santa Lucía, una población de 6.000 habitantes, 20 kilómetros al norte de Goya. Tato es el ex gobernador Raúl Romero Feris, intendente de la ciudad de Corrientes. Todo pasa por Tato. Siendo intendente de Corrientes, recibió al jefe del Ejército Martín Balza cuando llegó… a Goya. El intendente de Santa Lucía -que es autonomista, opositor a Romero Feris- se cansó de ver pasar camiones hacia Goya y lo imitó a Robin Hood: esperó en la ruta la llegada de un camión con parte de la carga para su pueblo, lo desvió y bajó todo, aún la mercadería que estaba rotulada con los nombres de otras poblaciones. Vos me entenderás -le decía al cronista-. Ponete en mi lugar: hasta el domingo no había llegado un solo camión. Y por la ruta pasaron más de 20 camiones para Goya. Algo tenía que quedar acá, ¿no?.Lo hizo con el visto bueno del padre José Luis Niella, del santuario de Santa Lucía. Es toda mercadería que juntaron en la parroquia de San Cayetano, de Belgrano. Algo iba para Goya, pero el párroco Francisco Morad nos autorizó a quedarnos con la mercadería. Esto generó un pequeño incidente diplomático entre ambos municipios. El intendente de Goya lo llamó al padre Niella y terminó aceptado su explicación. Sus características, y su tarea son conocidas por el Arzobispado de Corrientes, aunque esté en la jurisdicción de la Diócesis de Goya. Fue miembro del Consejo Consultivo de las ciudades de Santa Lucía y Lavalle. El Consejo en su momento debía controlar el buen uso y cumplimiento de los Planes Jefas y Jefes de Hogar. Su pensamiento sobre el reparto de tierras en Corrientes -aquello que el Obispado de Goya reclamó para incorporar en el contenido de la Reforma Constitucional que impulsa el gobierno- está expuesto en un reportaje denominado “El Reordenamiento Territorial “no se trata de una repartija de tierras”, publicado en el CICSO (Centro de Investigación y Capacitación Social), creado por monseñor Domingo Salvador Castagna en 2001. Allí, el padre Luis Niella, que se encuentra trabajando en el Hogar de Capacitación Rural para Niños y Adolescentes en Riesgo, en la Colonia Juan Esteban Martínez, del Departamento de Lavalle. El sacerdote comenzó aclarando el término “Reordenamiento Territorial”. Dijo que hace mucho tiempo la Iglesia viene hablando de este tema, pero no bajo estos términos, sino el de “Reforma Agraria”. “Hay un documento del Pontificio Consejo para Justicia y Paz del Vaticano de 1999 que lleva por título ‘Para una mejor distribución de la tierra, el desafío de la Reforma Agraria’, donde se plantea la tremenda necesidad del campesinado en el mundo, sobre todo en América Latina, y de una manera especial acá en Corrientes, de sentarse a conversar de estos temas”. “La Reforma Agraria no se trata de una repartija de tierras, como algunos quieren hacer creer, sino de un plan racional donde se crean verdaderos centros de población y que la gente pueda trabajar en el campo con todos los adelantos de la técnica moderna”, dice Niella. En ese marco, el Padre comentó que en el Departamento de Lavalle “nosotros fundamos dos consorcios de campesinos: uno se llama ‘Juntos Podemos’ y el otro ‘Neike Chamigo’. En cada consorcio trabajan unas diez o quince personas y logramos conseguir un tractor con todos los implementos agrícolas. Quiero aclarar que son todos pequeños productores y, gracias a su labor, se triplicó la producción en la zona”, señaló con alegría. Al ser consultado si hoy se carece de políticas de estado para con el campesinado, el consagrado respondió: “Existen pero no se llevan adelante con todo empeño. Nosotros por ejemplo estamos adheridos al Proyecto de Desarrollo Rural del Nordeste Argentino (ProDeRNea), pero lamentablemente nos entregaron el tractor hace unos tres años pero el seguimiento fue muy pobre. También se está trabajando mucho en la zona con el Programa Social Agropecuario (PSA), proporcionado por el Ministerio de la Producción. Este programa sí ha dado unos buenos resultados en la zona del Departamento de Lavalle. Es que la gente adquirió pequeñas cosas, como ser: carritos, caballos para arar, materiales de trabajo, se produjeron perforaciones para obtener agua potable en la casa. Se están consiguiendo muchas cosas pero a un ritmo muy lento”, señaló. Es una realidad que nuestros jóvenes ‘abandonan’ los pueblos para buscar ‘nuevos aires’ en las ciudades. “Nuestra gente del campo se queja de que la juventud se está yendo, y eso también es otra realidad. Ahora el gran problema en nuestra zona es que la producción es más que nada hortícola, y esta actividad, a veces, está supeditada a los vaivenes del mercado, entonces muchos de los pequeños productores se han fundido haciendo su siembra bajo cobertura plástica, lo que conocemos como invernadero, y solamente han podido sostenerse los grandes productores, porque los precios son sumamente inestables”, detalló. “Hoy –prosiguió- la mayoría de los jóvenes están trabajando como peones hortícolas, por eso en la zona se puede decir que existe un verdadero proletariado rural”, concluyó.

Niella
El padre Niella creo un Hogar para estudiantes de la agrotécnica en Mercedes, y Hogares de Niños Huérfanos en San Cosme,Sauce y en Santa Lucia.
En esta última ciudad dicho hogar, el cual funcionara en la Parroquia durante el tiempo que fuera Párroco, fué trasladado a una quinta cedida por el productor Nene Piazza, donde recibía menores que eran derivados por el Juzgado de Menores de Goya, a los que se acercaban voluntariamente o eran llevados por sus padres. Allí se impartían clases de carpintería y trabajo de cultivo de ciertos productos que eran utilizados para consumo propio, y su excedente en la venta a comercios de la zona.Para ello creó una Fundación.

Niella fue cura párroco de numerosas localidades del interior de Corrientes así en San Cosme,Sauce , Mercedes, Goya y Santa Lucía, parte del movimiento de sacerdotes para el Tercer Mundo y fundó el Hogar de Estudiantes Agrarios en Mercedes.
Su militancia en el Tercer mundismo hizo que Monseñor Vicentín,arzobispo de Corrientes lo dejara fuera del servicio sacerdotal.Años más tarde Monseñor Devoto, Obispo de Goya lo reincorporó como prebístero.

Fue elegido convencional constituyente en 2007 y su camino en paralelo con la política, tuvo varios puntos de contacto en repetidas circunstancias a lo largo de su vida pastoral, con diferentes gobiernos, dictatoriales y democráticos. Pero siempre en la vereda de enfrente, siempre en defensa de los más pobres. Esa fue la coherencia del llamado en 2007 el “Piña correntino”.

Su Sepelio

Durante la Capilla ardiente en el Templo Histórico de Santa Lucia, estuvieron presentes el entonces diputado nacional Agustín Portela;la Hermana Martha Pelloni; el ex- intendente municipal Gustavo Álvarez; la ex-senadora provincial Lucia Portela de Álvarez;los productores hortícolas y arroceros Hermanos Piazza; el ex-concejal y colaborador del padre Niella, Raúl Duarte, el intendente municipal José Sanez, el ex-concejal capitalino y por entonces Presidente del Partido de la Victoria, José Luis Gálvez; el periodista Angel Mántaras, ex-jefe de prensa del padre Niella,entres otros.

Los restos del sacerdote José Luis Niella, fallecido el 15 de marzo del 2014,en la ciudad de Goya, fueron inhumados, en el panteón familiar, en el cementerio “San Francisco de Asís” de su pueblo natal Itatí. El cura desarrolló su actividad en distintos puntos de la provincia y asumió posiciones políticas a favor de los más pobres, llegó a ser convencional constituyente en la reforma constitucional del año 2007. Fué sobrino del primer Obispo correntino José María Niella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *