«

»

May 21

Selección Argentina El correntino Maxi Meza se metió en la lista de 23 y estará en el Mundial de Rusia

Aguapey BUENOS AIRES 21 05 2018 El mediocampista de Independiente se convirtió en uno de los tres jugadores del medio local en ingresar a la lista de 23 de Sampaoli.

Meza, que tuvo un gran año en el Rojo y una muy buena actuación en el amistoso frente a España, se metió en la lista de los mediocampistas junto a Ángel Di María, Manuel Lanzini, Giovani Lo Celso, Éver Banega, Lucas Biglia y Eduardo Salvio.

La polifuncionalidad del correntino fue clave para convencer a Sampaoli, ya que puede actuar abierto por cualquiera de las dos bandas y cerrado tanto de interior como de doble cinco.

DE CAÁ CATÍ AL MUNDIAL DE RUSIA

Debutó en la histórica derrota, pero convenció y Sampaoli lo llevará a Rusia 2018. Surgió de un humilde club de Caá Catí, un pueblo de 7.000 habitantes en Corrientes, donde jugó con su papá y el ex River “Keko” Villalba. Casi sin inferiores, llegó a Gimnasia para luego transformarse en una pieza fundamental del Independiente campeón de la Copa Sudamericana.

Caá Catí, la ciudad de poco más de 7.000 habitantes del departamento de General Paz, Corrientes, es la cuna de Maximiliano Meza, el hoy jugador de Independiente nacido el 15 de diciembre de 1992 y con una vida digna de grandes anécdotas relacionadas al fútbol, ese deporte al que llegó casi por casualidad y que hoy le ha dado su mayor alegría: es uno de los 23 de la lista de Argentina para el Mundial de Rusia 2018.

En su Corrientes natal Meza jugaba a la pelota por diversión. No se le pasaba todo ese derrotero de probarse en un club, en otro y en otro más en busca de que alguien le abriera la puerta. Asistía sí a un club de barrio, Cambá Porá, que se define en sus redes sociales como el club más ganador y con más historia de Caá Catí.

De allí brotó Daniel Villalva, aquel delantero de contextura pequeña, habilidoso, que debutó en la Primera de River con 16 años. De allí también es Eduardo Meza, Mezita, un histórico del equipo, maestro rural y papá de Maxi, quien le trasladó algo de toda esa pasión que el fútbol inyectaba en sus venas.

Meza era el enlace de la categoría 92 de ese equipo, Villalva el delantero. La dupla conquistaba hasta al más desatento ojeador. Keko emigró a River pero Maxi decidió quedarse hasta que un día su vida se cruzó con la del Indio Ortiz, el hoy DT de Gimnasia que entonces, cuando lo descubrió, coordinaba las divisiones menores del Lobo y rápidamente se lo llevó a La Plata para someterlo a una prueba.

“Es una excelente persona y un gran jugador, tiene mucha visión de juego y me alegra mucho que Troglio le dé la oportunidad que se merece”, dijo Ortiz cuando en 2012 el ex DT ex campeón del mundo con la selección argentina lo hizo debutar en Primera División.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *