«

»

Ene 16

Servini rechazó habilitar la feria judicial por falta de pruebas

Aguapey.Buenos Aires,16.01.2015.La jueza federal María Romilda Servini de Cubría resolvió que no habilitará la feria judicial para tratar la denuncia del fiscal especial del caso AMIA, Alberto Nisman, contra la Presidenta y otros funcionarios, por entender que en la presentación no se acompañan «los elementos probatorios» que sustenten esa solicitud y que además «no encuadra en ninguno de los supuestos» que permiten ese recurso.

La magistrada tomó esa decisión en r51bb999f18d56_320x214eemplazo del juez federal Ariel Lijo, en cuyo juzgado recayó la denuncia presentada ayer por el fiscal Nisman por supuesto encubrimiento del atentado a la mutual israelita AMIA por parte de la Presidenta y otros funcionarios.

La jueza explicó que es el magistrado a cargo del juzgado federal 4, Ariel Lijo, quien determine si corresponde vincular esta denuncia con una causa anterior a su cargo por irregularidades en la pesquisa, por entender que algunos de los hechos son «nuevos».

Asimismo, sostuvo que aún cuando la denuncia pueda tener «gravedad institucional» en este caso «no se han acompañado los elementos probatorios que sustenten las solicitudes del fiscal».

Asimismo, la Asociación Civil Memoria Activa, formada por familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA, emitió un comunicado en el que sostienen que a Nisman, responsable de las investigaciones, no le creen «nada», ya que «es público y notorio que ha utilizado los enormes recursos que ha tenido su fiscalía para fines que nada tienen que ver con el esclarecimiento de la masacre».

Memoria Activa repudió «el uso y abuso que se ha hecho de la causa AMIA en estos 20 años, para dirimir cuestiones políticas que nada tienen que ver con la búsqueda de verdad y justicia», y recordó sobre Nisman que han pedido, «en los últimos años, en reiteradas oportunidades, su remoción con claros y rotundos argumentos y nada ha sucedido».

«El caso sigue impune, el encubrimiento sin juicio oral y un proceso lleno de obstáculos», afirmaron en el comunicado firmado por la presidenta de Memoria Activa y su Secretaria General, Adriana Reisfeld y Diana Malamud, respectivamente; y recordaron que la causa sigue «sin ningún avance desde hace más de 15 años».

La presentación de Nisman «del día de ayer ante la justicia claramente refiere a una interna dentro de los servicios de inteligencia, a la que aparentemente le ha dedicado los últimos años», destacaron.

«La causa AMIA necesitaba de un fiscal competente y que representara los intereses de las víctimas, no de los encubridores», sostuvieron, al tiempo que reclamaron la «voluntad política para que el juicio oral por el encubrimiento se lleve adelante, para nosotros, hoy, única posibilidad de tener una luz de verdad y justicia».

En tanto el ex prosecretario de la causa AMIA, el abogado Claudio Lifschitz, calificó hoy como «descabellado» el llamado a indagatoria por parte del fiscal Alberto Nisman a la Presidenta por la firma del Memorándum del Entendimiento con Irán por el atentado a la mutual judía.

«Es descabellado sobre todo teniendo en cuenta que no hay ningún tipo de desvío en cuanto a la causa y menos aún acusar a una persona», destacó. Además, consideró «llamativo y extraño» que el pedido a indagatoria se haya realizado en enero, cuando existe la feria judicial.

Por su parte Gerardo Beer, hermano de una de las víctimas del atentado a la AMIA, afirmó hoy que vio «jugarse entera» a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner «por la causa AMIA en la ONU», y «entonces de ninguna manera puedo pensar en alguna complicidad de anteponer lo comercial, como dice esta gente», al referirse a los argumentos esgrimidos por el fiscal Nisman.


«Yo con mis oídos y mis ojos vi jugarse entera a la Presidenta por la causa AMIA en la ONU, y también a Néstor Kirchner, entonces de ninguna manera pudo pensar en alguna complicidad de anteponer lo comercial, como dice esta gente», dijo Beer en diálogo con Radio Nacional.

El familiar de una de las víctimas del atentado, perpetrado el 18 de julio de 1994, apuntó a Nisman y recordó que fue nombrado hace «10 años y medio» y que desde esa fecha los damnificados «no saben nada de la causa AMIA».

Además Santiago O’Donnell, el periodista que analizó los cables de la diplomacia estadounidense desclasificados por el sitio Wikileaks vinculados con la Argentina, aseguró hoy que los documentos secretos «muestran que el fiscal Alberto Nisman iba a la embajada de los Estados Unidos y le decían que había que acusar a Irán» en la investigación del atentado a la AMIA.

«Los cables demuestran que no actuó con independencia de la Embajada de Estados Unidos», sostuvo el autor de «Argenleaks» y «Politleaks» donde publicó, entre otros, los cables referidos a la investigación llevada adelante por Nisman y a su relación con la embajada norteamericana.

«Anticipaba a la Embajada lo que iba a hacer y la Embajada le decía lo que tenía que hacer», afirmó el periodista en declaraciones a radio América, al agregar que a Nisman «le decían que no podía investigar la pista siria ni la conexión local porque eso iba a distraer, y daba como culpables a los iraníes».

Como anécdota, relató que «en una oportunidad Nisman olvidó avisar que pensaba pedir la detención del ex presidente Carlos Menem y que por ese olvido lo retaron muchísimo», al punto que en tres cables el fiscal «pide perdón y promete que no lo va a volver a hacer».

Al mismo tiempo desde el Poder Ejecutivo, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que fue una decisión «disparatada, absurda, ilógica, irracional, ridícula y violatoria» de la Constitución Nacional la decisión de Nisman de llamar a declaración indagatoria a la mandataria.

Pero, además, el jefe de ministros señaló a «grupos del Poder Judicial, grupos mediáticos concentrados, grupos económicos e incluso ex agentes de inteligencia desplazados» como los mentores de esta estrategia «sin asidero ni razonabilidad», tendiente a «hostigar» y «desestabilizar» al gobierno.

El secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, afirmó a su vez que el desplazamiento del director de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia, Jaime Stiusso «algo tiene que ver» con la decisión del fiscal Nisman de llamar a indagatoria a la jefa del Estado por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el atentando a la Amia.

El fiscal «está respondiendo más a otras estructuras que al propio poder jurisdiccional», evaluó Aníbal Fernández; añadió que la decisión de Nisman «no tiene nada que ver con lo lógico ni con lo serio», y analizó que «pareciera que la designación de Oscar Parrilli al frente de la Secretaría de Inteligencia conlleva a personajes que formaron parte estas estructuras tangencialmente, por lo menos como el fiscal Niman, a tirar manotazos de ahogados».

Desde la oposición, el senador nacional por el Frente Amplio-UNEN Fernando ‘Pino’ Solanas señaló hoy que la ex SIDE (hoy Secretaría de Inteligencia) «es la principal responsable del encubrimiento» que, según el legislador, se desplegó sobre la investigación del ataque contra la AMIA, ocurrida en julio de 1994.

Solanas agregó que en la denuncia del fiscal del caso de la voladura de la mutual judía, Alberto Nisman, contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, «no se involucra a la SIDE» que es «la principal responsable del encubrimiento».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *