«

»

Abr 23

Sin dar respuestas al juez

JORGE CHUECO SE NEGO A DECLARAR ANTE SEBASTIAN CASANELLO

Aguapey.Buenos Aires,23.04.2016.En su indagatoria, el abogado señalado por Leonardo Fariña se limitó a decir que no cometió los delitos por los que se lo acusa en la causa en la que ya fue procesado Lázaro Báez. También lamentó no haberse suicidado. Quedó alojado en el penal de Ezeiza.

El abogado Jorge Chueco, imputado en la causa por lavado de dinero en la que ya fue procesado el empresario kirchnerista Lázaro Báez, se negó a responder preguntas ayer durante la declaración indagatoria ante el juez federal Sebastián Casanello. El hombre mencionado por el comisionista Leonardo Fariña como clave en el armado de la estructura de Báez se limitó a decir que no cometió los delitos por los que se lo acusa y que lamentó no haberse matado en los últimos días, durante el periplo que concluyó con su detención en Encarnación, en Paraguay. Chueco quedó detenido en el penal de Ezeiza, donde ya pasan sus días Báez y el contador Daniel Pérez Gadín, y ahora el juez deberá pronunciarse.

A pesar de los pedidos de su defensa para postergar la indagatoria invocando problemas médicos, los estudios del Cuerpo Médico Forense confirmaron su buen estado de salud y ayer antes del mediodía Chueco fue trasladado desde el edificio Centinela, donde pasó la noche detenido, hacia los tribunales de Comodoro Py 2002. El aparatoso operativo, televisado en vivo, se realizó en camionetas de Gendarmería. El imputado, con chaleco antibalas y casco, avanzó rodeado por un numeroso grupo de uniformados armados y con escudos.

Según su defensa, durante la indagatoria Chueco “lamentó no haber podido quitarse la vida mientras estuvo desaparecido” (en rigor, huyó a Misiones y luego a Paraguay) y aseguró que “no había incurrido en los delitos que se lo acusa”. Luego aclaró que no iba a contestar preguntas y prometió ampliar su indagatoria más adelante cuando sus defensores conozcan la causa en detalle. Uno de los abogados, Ezequiel Altinier, dijo que por ahora no va a pedir la excarcelación de Chueco, que fue derivado al penal de Ezeiza hasta que el juez resuelva su situación procesal.

A Chueco se lo acusa de haber endosado nueve cheques que fueron depositados en Austral Construcciones SA por 208 millones de pesos, mientras hizo viajes a Europa junto a Martín Báez, hijo de Lázaro Báez, ya procesado por lavado de dinero y convocado nuevamente junto a su padre para ampliar la indagatoria en los próximos días. Chueco es señalado como una pieza clave en la causa por su trabajo en Austral Construcciones y en la compra de la financiera SGI a manos de Helvetic Service Group, de la que era apoderado. Su indagatoria se activó luego de la declaración de Fariña, el “valijero” que estuvo dos años preso y a principios de abril se convirtió en “arrepentido” y contó detalles de las maniobras y de las financieras que intervinieron.

Chueco desapareció la semana pasada, ante su inminente citación judicial. Días después apareció aparentemente drogado y borracho en uno de los corredores de la Garganta del Diablo, diciendo que quería suicidarse. Después siguió viaje rumbo a Paraguay, donde fue detenido el martes. Pese a que Casanello había pedido su captura internacional, no fue necesario iniciar el proceso de extradición porque la Dirección de Migraciones paraguaya nunca registró su ingreso –todo indica que con una identidad falsa– por lo que fue expulsado de ese país y entregado a las autoridades argentinas en Misiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *