«

»

May 23

Tato dio a conocer un comunicado al pueblo de la provincia

Desde su encierro político

Aguapey.Corrientes,23.05.2016.El ex gobernador Raúl Rolando “Tato” Romero Feris dio a difusión un Comunicado dirigido al pueblo de la provincia de Corrientes, en el que reafirma su voluntad de continuar luchando por una “buena justicia”. Duros conceptos  y desafío al gobernador Colombi a que se presente a la Justicia. El texto completo:

Queridos comprovincianos :GRACIAS 

Lo primero que quiero decirles es gracias porque no estoy solo. Siento el cariño y el acompañamiento, las oraciones y el amor de cada uno de ustedes. Quiero retribuir con un agradecimiento a puro corazón abierto, como siempre fue nuestra forma de hacer las cosas.

Agradezco a mi esposa Nora, a mis hijos, a mis nietos, a mis hermanas, a mis familiares que están a mi lado en este momento, sufriendo conmigo esta gran injusticia a la que me someten. Saben ustedes, que sólo la ambición y la maldad pueden llegar a tanto.

Es muy triste saber que por el lanzamiento del Partido Nuevo de mi candidatura, y porque Nora ocupó un preponderante lugar en el Senado, se arrojaron como perros de presa sobre mí, intentando denigrar y mancillar.  

De la misma forma sobre Nora, desde hace tiempo la maltratan, la presionan, y la amenazaron con ponerme en la cárcel. Lo han concretado, generando en mi familia el temor ante los antecedentes de otras persecuciones.

Hoy no pienso en mí. Pienso en el dolor que debe sufrir mi familia. Pienso en el dolor e impotencia que deben tener los más desprotegidos, los desamparados, los sin techo o sin trabajo.

Ya se van, es cierto, pero nos dejan lo peor: injusticia, pobreza, destrucción. Miles de chicos que mueren a poco de nacer, hospitales desmantelados de médicos y de insumos, escuelas sin alumnos o cerradas, caminos destruidos y abandonados, familias enteras ocupando terrenos porque no se constru-yen viviendas. Esta es una provincia que volvió atrás 50 años. Sepan, esto sí que duele mucho.¡Qué futuro nos espera entonces!

Siento que esto fue planificado con toda la saña para aniquilar a un adversario. Es la manera de mostrar su impotencia ante lo que es irreversible. Se termina la fiesta y comienza el descenso.

Es la mediocridad de un Gobierno que se despide, con un Gobernador que se esconde y no se anima a someterse a la Justicia Federal para demostrar si es o no corrupto, y que no se enriqueció a la sombra del poder. 

Yo no me fui.Yo enfrenté estoicamente todos los procesos amañados que se me iniciaron, y afronto con dignidad este encarcela-miento. Yo seguiré luchando.

Me toca estar hoy aquí, y acato la decisión judicial, aunque sostengo que no es justicia. Se me han desconocido todas las garantías de la Convención Americana, para vengarse con una decisión política. Desde lo más profundo de su rencor, volvieron a encarcelarme. Sepan que no podrán destruirme.

La fuerza del amor es más fuerte que el odio. 

El sueño de tener una provincia unida y restaurada sigue en mí. Yo he aprendido a restañar viejas heridas, a abrir los brazos a todos, a dialogar y a sumar, aún en los peores momentos.Siento que estoy por encima de tanto egoísmo, envidias y resentimiento.

Hoy no siento rencor. Siento dolor. Es cierto, es lo que buscaron. Pero el dolor nos enseña a luchar. Nuestra indignación enciende con más fuerza nuestra esperanza.Yo aspiro a una Corrientes unida, con valores reales, sin dobleces, superando sus diferencias y mirando al futuro. Son los sueños de ustedes. Ustedes me enseñaron que es lo que hay que hacer, desde sus propias necesidades. Sepan que sé muy bien qué necesitan

En cada ciudad, en cada pueblo, en cada casa, en cada correntino, hay una luz encendida buscando iluminarlo todo.

Con ustedes no estoy preso, me siento más libre que nunca. 

Estaré encerrado injustamente, pero estoy más fuerte y libre de espíritu para salir de aquí más fortalecido.

Sólo les pido que no bajen los brazos, que no dejen morir sus esperanzas, que no dejen morir el amor.

Confíen. Confíen. Sean solidarios, sean mejores, sean correntinos que han aprendido en el dolor a ser grandes.

Yo soy el primer alumno de esta experiencia.No voy a bajar los brazos. Seguiré manteniendo esta voluntad. Sigo soñando y luchando por volverlos felices en tanta tristeza.

Las lágrimas que hoy derraman, sepan que son las lágrimas que me fortalecen.

No tengo rencores. Tengo sed de justicia. De buena justicia.

Los abrazo desde lo más profundo de mi corazón.

TATO

Raúl Rolando Romero Feris

Fuente: diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *