«

»

Jun 17

Un acto no apto para mujeres

LA APERTURA DEL CONGRESO EUCARISTICO NACIONAL SOLO ADMITIO PERIODISTAS VARONES

Aguapey.Tucumán,17.06.2016.La invitación oficial a la inauguración del Congreso, en Tucumán, aclaraba que solo podían ingresar periodistas hombres. Tras el revuelo que se generó en la misma puerta del evento, se liberó la entrada a las mujeres. El Congreso dijo que fue un malentendido.

El XI Congreso Eucarístico Nacional comenzó ayer en Tucumán con una fuerte polémica: desde la organización se anunció a la prensa que se prohibía el ingreso a periodistas mujeres a la inauguración prevista en el Teatro San Martín. El miércoles se informó oficialmente que “mañana a las 11 habrá un acto protocolar entre autoridades gubernamentales y el legado pontificio. Entrará poca prensa, deberán ser varones e ir vestidos de pantalón de vestir, camisa, saco y corbata. Lo pide el protocolo del Vaticano, no entrarán si no van así”. Por los repudios que recibió la medida discriminatoria de entidades de periodistas, finalmente ayer el cura Marcelo Barrionuevo, secretario general de la organización del Congreso, dio marcha atrás con la decisión, alegó que se trató de un malentendido y pidió disculpas. Luego, en un comunicado oficial, el Congreso esbozó una curiosa desmentida: “No hubo por parte del cardenal Re un pedido de restricción. (…) Incluso no tuvo inconvenientes de saludar a todos los periodistas a su llegada al aeropuerto y durante el viaje lo hizo sentado al lado de una periodista de Morón”.

“Tendría que desautorizar de modo oficial la apreciación de este correo privado que le pudo llegar a la periodista Rosalía Cazorla, de Cadena 3 porque no es el espíritu del congreso”, dijo el cura Barrionuevo en una entrevista con esa radio. Cazorla se ocupó de difundir en Twitter el mensaje que le había llegado de la organización del CEN donde claramente se leía: “No se trata de discriminación. Por órdenes episcopales, los que acompañen al Cardenal Re deben ser varones”. Nadie aclaró los fundamentos de la restricción femenina. Tras el revuelo que generó, desde el comité organizador aclararon que “se habían asignado desde Protocolo y Seguridad solamente 20 lugares para la prensa, de los cuales se había privilegiado la participación de los medios locales. Posteriormente, y a raíz del gran interés que ha despertado el evento y la cantidad de acreditaciones, se inició un diálogo para ampliar las posibilidades de presencia de periodistas. En ese contexto hubo una interpretación equivocada desde la organización de quienes podían acceder a dicho evento. En ningún momento hubo, por parte del cardenal Re, un pedido de restricción”, dijeron. Sin embargo, los tuits quedaron registrados.

El italiano Giovanni Battista Re es prefecto emérito de la Congregación para los Obispos y presidente emérito de la Pontificia Comisión para América Latina. El gobernador de la provincia, Juan Manzur, participó junto a Re en la apertura del evento que, según los organizadores, reunirá a unos 30 mil participantes (es de esperar que puedan ir también mujeres) de todo el país. A Manzur no se le escuchó cuestionar la expresión sexista de la Iglesia Católica.

Una de las primeras voces que alertó sobre la pretendida segregación de las periodistas fue la Asociación de Prensa de Tucumán (APT) que expresó en un comunicado su “más enérgico repudio a la medida discriminatoria adoptada por la delegación del Vaticano contra las mujeres periodistas que trabajan en la cobertura del XI Congreso Eucarístico Nacional”. La APT, gremio de las trabajadoras y trabajadores de prensa de la provincia, exigió por la mañana a las autoridades del CEN que “respeten y hagan respetar el derecho de todos y cada uno de los afiliados a desarrollar sus tareas con normalidad y con la libertad que por derecho les corresponde”. Y apuntó: “La discriminación por identidad sexual va en contra de las leyes en vigencia y lesiona gravemente los principios de igualdad de derechos que viene impulsando nuestra sociedad, una lucha en la cual la APT y sus afiliados están comprometidos plenamente, por considerar que toda forma de segregación contra la mujer representa un hecho de violencia contra ella”.

Tras la apertura protocolar del evento –al que muchas mujeres decidieron no ir en señal de protesta–, por la tarde se abrió la jornada oficialmente con una misa en el predio del Hipódromo de Tucumán. Hoy y mañana los congresistas trabajarán distribuidos en trece áreas temáticas en distintos puntos de la ciudad. Familia, pastoral social, pastoral penitenciaria, salud, misiones, son algunos de los espacios preparados con charlas y talleres para profundizar sobre cada tema, según detallaron desde la organización./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *