«

»

Sep 17

Un intento por terminar con el tema

MICHETTI PIDIO SER SOBRESEIDA EN LA CAUSA POR EL ORIGEN DEL DINERO ROBADO EN SU CASA

Aguapey.Buenos Aires,17.09.2016.La vicepresidenta presentó un escrito ante el juez Lijo con sus declaraciones juradas y las de su novio. Ofreció testigos para hablar de las donaciones a la Fundación Suma.

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, pidió ser sobreseída en la causa que investiga el origen del dinero robado en su casa en noviembre. Lo hizo a través de un extenso escrito que presentó ante la Justicia, en el que aportó sus declaraciones juradas de ella y su pareja, y ofreció documentación y testigos sobre las donaciones a la Fundación Suma. Redactado en primera persona y firmado por Michetti, el texto fue presentado por su defensa ante el juez federal Ariel Lijo. “Todo funcionario público debe responder por sus actos frente a la ciudadanía y, con mayor razón, cuando es un juez quien investiga un comportamiento que se considera sospechoso”, dijo la vicepresidenta.

Michetti hizo un descargo para explicar el origen del dinero sustraído de su vivienda el 22 de noviembre por parte de un custodio que ya está procesado, adjuntó documentación, explicó por qué esas sumas estaban en su casa y pidió que declaren como testigos donantes de su fundación. También ofreció como testigos al ministro de Modernización, Andrés Ibarra; y al de Medios, Hernán Lombardi; al secretario de Obras Públicas, Daniel Chain; y al embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro.

Michetti criticó que la investigación se haya ampliado a las fundaciones ligadas al PRO y argumentó que no está claro el delito por el que se la imputa, en una “afectación al derecho de defensa”. En relación a esas fundaciones dijo que “no existe ningún hecho concreto que se les atribuya y menos aún cuál sería su relevancia penal”. Sin embargo, los denunciantes comprobaron que varias nunca presentaron balances.

En relación a los 189 mil 500 pesos en efectivo que también estaban en su casa, explicó que eran donaciones que habían recolectado entre varios para los pagos previos a la cena de su fundación en La Rural. “Miré en el lugar en el que había dejado una bolsa que contenía dinero que me había traído a casa el día anterior mi novio, Juan Tonelli, y que se trataba de una suma recaudada para los gastos de la cena anual de la Fundación Suma”, explicó. Sin embargo, la propia Michetti había declarado ante los medios que “los chicos de la Fundación” le habían acercado los fondos “la noche anterior” a la cena de fin de año de Suma.

En tanto, sobre los 50 mil dólares sustraídos de su casa, ratificó que se trató de un préstamo de Tonelli, y se explayó sobre su deseo de que su hijo hiciera una maestría en el exterior y la imposibilidad de costearla por falta de ahorros./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *