«

»

Abr 09

Un nuevo cambio de declaración

LEONARDO FARIÑA QUIERE QUE LO CONSIDEREN ARREPENTIDO Y TESTIGO PROTEGIDO

Aguapey.Buenos Aires,09.04.2016.El comisionista declaró durante horas y el juez impuso el secreto de sumario. Habría involucrado a Báez y otras persona

Por Raúl Kollmann

El mediático comisionista Leonardo Fariña prestó ayer declaración indagatoria en la causa por lavado de dinero que tiene como principal imputado al empresario Lázaro Báez. Fariña habría pedido ser considerado un arrepentido y, según trascendidos, volvió a los términos de su primera declaración televisiva. En aquella ocasión dijo que transportó 55 millones de euros de Báez al extranjero, pero un día más tarde se desdijo, también por televisión. Por supuesto que ahora puede agregar condimentos a aquellas declaraciones y hasta sumar políticos a su relato, aunque nunca antes lo hizo. Hasta ahora, el juez Sebastián Casanello no había encontrado vinculaciones del caso con la política y acusó a Báez de lavar dinero proveniente de un ocultamiento de gastos de Austral Construcciones realizado mediante facturas falsas. Es decir, lavado originado en evasión impositiva. Fariña lleva dos años preso por evasión fiscal y para conseguir una rebaja de la pena prevista, algo que sólo puede obtener en el juicio oral, tendrá que probar sus dichos. En aquella primera época de autos Ferrari y del glamoroso casamiento con Karina Jelinek, Fariña también acusó a Báez y a Daniel Pérez Gadín de coacción y amenazas, pero nada de eso prosperó por falta de evidencias. Al cierre de esta edición, Fariña seguía declarando.

Según trascendidos, ayer Fariña ejecutó su amenaza de que no quiere ser “el único preso”. Se presentó en Comodoro Py a las 11 de la mañana y buscaría acogerse a un artículo de la Ley de Lavado que permite reducir la pena si un imputado acepta colaborar y también habría pedido entrar al programa de testigos protegidos. Una condena por lavado podría ir de cinco a diez años, y si el Tribunal Oral le reconoce haber colaborado como arrepentido tiene chances de que su pena vaya de dos a siete años. Como Casanello decretó el secreto del expediente, no se conocieron los detalles de la declaración, pero todo hace suponer que Fariña volvió a su primer relato: que sacó millones de dólares de Báez del país. Hasta ahora aparecieron evidencias de que el dueño de Austral Construcciones y su familia tienen cuentas en Suiza y en Nevada, Estados Unidos. Curiosamente las de Nevada habrían sido abiertas mediante sociedades creadas por Mossack-Fonseca, el mismo estudio utilizado por Mauricio Macri para crear en Panamá las sociedades offshore. Por ahora, nada de las cuentas de Báez en el exterior está terminado de probar: son causas en trámite.

Habrá que ver los nuevos detalles brindados ayer por Fariña y, sobre todo, las pruebas con las que sustenta lo que dice. En la orden de detención de Báez, Casanello sostuvo que el santacruceño lavó dinero de evasión impositiva, pero la expectativa de la Casa Rosada es que Fariña aporte alguna conexión con el gobierno anterior.

Una mirada al expediente –y a la televisión– ubica a Fariña como un buscavida que hoy tiene 29 años y que se dedicó a relacionar a empresarios y financistas. Todo indica que actuaba como nexo con cuevas financieras y llevaba y traía negocios. La versión más aceptada es que Fariña se quedó con dinero de Báez, algo que descubrió Pérez Gadín. Eso fue lo que lo motivó a hacer declaraciones en televisión. Por un lado, contó que llevó al exterior millones de euros del empresario santacruceño y por el otro lado dijo que lo venían amenazando. Esta última acusación fue desestimada en el expediente respectivo, en el que Báez y Pérez Gadín fueron sobreseidos. Respecto de sus viajes con dinero al exterior, Fariña se desdijo por televisión y también ante la justicia, pero hace pocas semanas empezó a deslizar frases amenazantes: “No puede ser que yo sea el único que está preso”.

Ezeiza

Fariña está preso desde hace dos años por supuesta evasión impositiva. Todo está relacionado con un campo en Mendoza, llamado El Carrizalejo. Se supone que Fariña lo tenía como propiedad transitoria, ya que el dinero era de Báez o de otro empresario, Carlos Molinari, quien le pagó el casamiento con Jelinek. En algún punto del camino, el mediático playboy afirmó que el campo era suyo y que lo recibió como parte de pago de comisiones de Báez. Pero no pudo explicar ni cuáles eran esas comisiones ni por qué operaciones había obtenido el rédito. Eso motivó un expediente por evasión impositiva. Por entonces, Fariña andaba en autos sin papeles y se casaba con la modelo morocha rodeado de celebridades. Nada le importaron las citaciones por la causa de evasión. El juez Manuel Blanco consideró que le estaba tomando el pelo y lo mandó a buscar en patrullero. Y no salió más. Debe ser el único ciudadano preso en la Argentina por evasión fiscal.

Otra causa

En paralelo, el juez Casanello instruía la causa por las declaraciones televisivas de Fariña y Federico Elaskar. Ambos dijeron que llevaron dinero de Báez al exterior, aunque afirmaron lo contrario en la justicia. Es en este expediente donde Fariña se presentó ayer. A Fariña no se le tenían probados los viajes pero se le imputa lavado de dinero por aquel campo de Mendoza. Para Casanello el principal imputado es Báez, porque hay imágenes de la financiera SGI donde aparece su hijo y su asesor, Pérez Gadín, contando algo más de cinco millones de dólares. El magistrado afirma que el origen de ese dinero son fondos que Báez no le pagó a la AFIP creando costos inexistentes a través de facturas truchas compradas por Austral Construcciones. Báez dijo que esa plata provenía de la venta de lotes de un barrio privado que creó a partir de la compra de un terreno al colegio Northlands, en Tortugas. El juez tendrá que ordenar las medidas para comprobarlo./Página12.

raulkollmann@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *