«

»

Oct 21

Un represor que busca legitimidad.

UN MILITAR INVOLUCRADO EN CRIMENES DE LESA HUMANIDAD FUE INVITADO A LA UTN DE LA PLATA

Aguapey.Buenos Aires,,21.10.2016.Carlos Eduardo del Valle Carrizo Salvadores fue condenado por la masacre de Capilla del Rosario, pero Casación revocó la sentencia. Fue convocado para disertar sobre la guerra de Malvinas. Hubo repudio de gremios y ex combatientes y faltó al evento.

El represor Carlos Eduardo del Valle Carrizo Salvadores, en libertad desde junio de este año, estuvo a punto ayer de poner un pie en una universidad pública. Había sido invitado por la cátedra libre “Malvinas Argentinas” de la regional La Plata de la UTN, a cargo del ingeniero Carlos Alberto López, para disertar sobre sus supuestas epopeyas durante la batalla de Monte Longdon. Al correr la noticia de la visita, varias organizaciones firmaron una carta de “repudio”, entre ellas la Ctera, la Conadu y el Centro Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM). Según pudo saber este diario, Carrizo no acudió a la actividad debido a un cambio de agenda en el juicio en el que todavía está involucrado en Catamarca por el fusilamiento de 14 militantes del PRT en 1974, durante la masacre de Capilla del Rosario.

Por esos crímenes, el TOF de Catamarca condenó a Carrizo y a otros dos represores a cadena perpetua en octubre de 2013. Sin embargo, en un fallo regresivo en materia de derechos humanos, la Sala III de la Cámara de Casación Penal revocó la sentencia en junio de este año y lo dejó en libertad. El fallo fue apelado, por lo que Carrizo sigue dando cuentas ante la justicia, pese a que está libre.

Según contaron a Página/12 desde el Centro de Estudiantes de la UTN, el titular de la cátedra, Carlos Alberto López, no levantó la actividad por cuestiones ideológicas o por el repudio que despertó su decisión, sino por inconvenientes en la agenda del represor, que debe declarar esta semana en el marco de la causa. López está a cargo de la cátedra desde 2014 y preside, además, la fundación de la Universidad, que está siendo investigada por desvío de fondos.

“Con este hecho se busca otorgar legitimidad a los represores, ocultando su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad y encubriéndolos bajo la figura de héroes de guerra de Malvinas”, dice el comunicado que firmaron Ctera, Conadu y el CECIM, entre otros.

“No se puede ser héroe y represor a la vez”, dijo sobre Carrizo Ernesto Alonso, que fue un colimba que estuvo bajo su mando en Monte Longdon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *