«

»

Sep 13

Una paz firmada con gendarmes

MACRI Y LIFSCHITZ ACORDARON UN CONVENIO DE SEGURIDAD PARA SANTA FE

Aguapey.Buenos Aires,13.09.2016.Luego de los cruces públicos que tuvieron en los últimos tiempos, el Presidente y el gobernador de Santa Fe se reunieron ayer para anunciar un acuerdo. La provincia recibirá fuerzas federales para intentar paliar los problemas de seguridad que atraviesa.

El presidente Mauricio Macri recibió al gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz, con quien había tenido un entredicho cuando aseguró que no sabía “trabajar en equipo”. Las crecientes protestas por seguridad en Rosario parecieron poner en un paréntesis las disputas políticas y llevaron a un encuentro en el que el macrismo y el socialismo firmaron un convenio de “Colaboración para la Seguridad de Santa Fe”, por el que se enviarán fuerzas federales al distrito.

Quien estuvo a cargo de orquestar el encuentro fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Después de muchos años en los que no hubo cooperación para frenar el narcotráfico y el delito, vamos a formar un Comité para trabajar en conjunto”, aseguró en la conferencia de prensa que siguió a la reunión del presidente y el gobernador.

Macri y Lifschitz tuvieron una serie de cruces públicos en los últimos meses. “Siento que, en vez de trabajar en equipo, ellos quieren no asumir responsabilidades y echarle la culpa al Gobierno nacional”, sostuvo en su momento el Presidente. Lifschitz respondió: “Fue una expresión un tanto desafortunada, como otras que tuvo el Presidente en estos tiempos”. “De alguna manera les molesta la existencia del Frente Progresista en Santa Fe. En ese esquema que es tan funcional al Gobierno entre kirchneristas y Cambiemos, como si nada hubiera en el medio, no encaja la existencia del Frente Progresista o de otras expresiones políticas”, afirmó.

Las reyertas con el Gobierno nacional continuaron en los últimos meses. Durante el fin de semana, el gobernador se cruzó con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien dijo que no había una depuración de la policía santafesina. “No quiero calificar. Sé que es una mujer impulsiva. Tal vez ha sido un exabrupto, que afecta no sólo políticamente sino la dignidad de la institución santafesina. No puede pretender un avasallamiento del federalismo en esos términos”, dijo.

La muñeca política de Frigerio debió trabajar para conseguir cerrar un convenio y lograr la foto entre el gobernador de Santa Fe y Macri. Tras el encuentro, Frigerio sostuvo que el convenio redundará en “mayor presencia del Estado en la lucha contra la inseguridad”. “En los últimos diez años el narcotráfico no estuvo presente en la agenda del gobierno anterior”, sostuvo Frigerio.

En tanto, el gobernador detalló que habrá dos comités: uno de Planificación y otro Operativo, copresididos por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el propio gobernador. “Es un avance importante. Nos pone por primera vez en un escenario de coordinación de políticas”, aseguró Lifschitz. El convenio tendrá vigencia por un año y medio. El primer encuentro será en Rosario este viernes.

En tanto, Bullrich –que también formó parte de la conferencia de prensa– indicó que “va a haber una apertura de la información” para controlar los movimientos tanto “de las fuerzas federales como provinciales”. “Habrá una comunicación integrada entre los distintos grupos operativos, pero se va a ir decidiendo en los comités operativos”, aseguró la ministra, quien dejó entrever que esto permitirá auditar a la policía santafesina: “El control cruzado siempre es bueno y ayudará para hacer un mapa general”.

Poco antes del encuentro con Macri, Lifschitz hizo declaraciones que no pueden dejar de asociarse a la firma del convenio: “Hay quienes argumentan que se debe volver a una mayor militarización de la seguridad. Soluciones que parece que pueden dar resultados inmediatos, pero nosotros sabemos que la construcción democrática es de largo plazo y requiere un cambio cultural”, dijo Lifschitz. “Una democracia sana y sólida necesita de provincias que estén a la par del gobierno nacional. Esto está lejos de ser una realidad, y debilita a la democracia porque debilita la autonomía de los gobiernos provinciales”, indicó.

El gobernador de Santa Fe recibió reclamos en ese mismo sentido de los intendentes, que reclamaron ser incluidos en el convenio. Ayer hubo un encuentro de los jefes comunales de Rafaela, Luis Castellano, de Reconquista, Amadeo Vallejos, y de Venado Tuerto, José Luis Feryre, –los tres del PJ-FpV– quienes coincidieron en reclamarle a Lifschitz que se incluya a estas ciudades en el acuerdo para el envío de fuerzas federales, que por ahora irían a Rosario y la capital de Santa Fe. Castellano recordó que le pidieron también a Bullrich que vuelvan a mandar a la gendarmería a los tres distritos. “A partir de enero fueron retirados. Se nos dijo entonces que la medida sería por un tiempo muy breve, pero a ocho meses de esa decisión, los efectivos no han vuelto”, indicó./Página12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *