«

»

Oct 26

Uruguay sepultó a Jorge Batlle

Aguapey.Montevideo.Uruguay,25.10.2016.Los restos del ex presidente de Uruguay Jorge Batlle fueron sepultados en Montevideo. El dirigente Luis Hierro López, que fue vicepresidente de Batlle, fue el único orador en el acto.

“Es un día de congoja y dolor para el partido Colorado. Su ejemplo no fue en vano”, dijo Hierro. “Rendimos homenaje a este ejemplo, a este espíritu republicano, que vivió y murió a su medida. Luchando por su partido y por la libertad”, expresó.

Más temprano el actual presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, despidió los restos de Batlle en la sede del Congreso, donde fueron velados, y lo calificó como “influyente político” y “uno de los hombres más inteligentes” que conoció.

Batlle, quien gobernó Uruguay entre 2000 y 2005, murió a los 88 años, luego de sufrir una caída que le provocó un daño cerebral irreversible.

El Poder Ejecutivo dictó duelo por el fallecimiento del dirigente del Partido Colorado, la principal fuerza del país vecino hasta la llegada al poder del Frente Amplio Progresista. Batlle fue candidato a presidente en cinco oportunidades: 1966, 1971, 1989, 1994 y 1999. En esta última venció por ballotage al actual presidente de la República, Tabaré Vazquez.

A pesar de que su padre, José Batlle Berres, sostuvo un gobierno de corte estatista entre 1947 a 1951, Jorge fue un defensor de los programas económicos liberales. Durante su gestión, propuso una reforma del Estado que le generó duros enfrentamientos con la izquierda, y entregó a empresas privadas las operaciones del puerto de Montevideo. En ese período Uruguay atravesó una crisis económica y social inédita, con una pérdida del PBI de más del 16 por ciento en cuatro años consecutivos, y Batlle endeudó al país al pedir un préstamo directo por US$ 1500 millones a Estados Unidos, lo que facilitó la “asistencia” del Fondo Monetario Internacional, algo inusual en la tradición oriental.

Batlle dedicó toda su vida a la política y su marca personal era la sinceridad brutal con que expresaba sus ideas, lo cual le generó varios enemigos. Uno de ellos, el expresidente José “Pepe” Mujica, lo despidió recordando que “nos hemos peleado toda la vida; lo más curioso es que en las cosas que pudimos tener acuerdos recogimos un estupendo fracaso juntos”. El extupamaro agregó: “Me gustaría que el día que me tenga que ir, hacerlo de una forma parecida”.

El presidente Tabaré Vázquez, por su parte, señaló que despedía a una de las personas más inteligentes que jamás había conocido. “Ha sido un político importantísimo e influyente en la historia de nuestro país. Marcó toda una época. Un hombre convencido de sus ideas. Fue un provocador del pensamiento. Un político de élite, de estirpe, de fuste, y así honró y vivió su vida hasta el último día”, dijo esta mañana.

Su adversario político, el expresidente del Partido Blanco Luis Alberto Lacalle, lo recordó con “mucho afecto”. Dijo que no sólo fue un adversario sino un amigo con quien compartió “confidencias, diálogos e historias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *