«

»

Dic 13

Vaticano: Cómo se decide la destitución de un obispo.

Aguapey.VATICANO,13.12.2019.El papa Francisco aceptó el miércoles 4 de diciembre una nueva renuncia de un obispo estadounidense cuestionado por su gestión de los abusos sexuales cometidos por miembros del clero. Han sido necesarias menos de tres semanas para que esta dimisión fuera aceptada. Un tiempo récord en relación a los plazos habituales del Vaticano.
El papa Francisco aceptó el miércoles 4 de diciembre la renuncia del obispo de Búfalo (nordeste de Estados Unidos), Mons. Richard J. Malone, de 73 años.

Aunque Mons. Malone haya presentado su dimisión dos años antes del plazo normal, la Santa Sede no ha precisado las razones de la renuncia de un obispo cuestionado por su mala gestión de los abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

El Código de Derecho Canónico hace referencia, efectivamente, a dos casos distintos en los que un obispo debe presentar su renuncia: al cumplir 75 años de edad (canon 401 § 1), o bien “por enfermedad u otra causa grave”, quedando “disminuida su capacidad” para desempeñar su oficio (canon 401 § 2).

Evitar que caiga sospecha sobre los obispos que renuncian

Hasta el verano de 2016, cuando se aceptaba la renuncia de un obispo, la Santa Sede precisaba en su comunicado las casusas de la dimisión, una costumbre que ha evolucionado para evitar, según explicaron entonces en el Vaticano, que caiga la sospecha en los obispos que renuncian.

Varios indicios permiten, sin embargo, a los observadores adivinar las causas de la renuncia. Como la edad del obispo en el momento de su dimisión (73 años, en el caso del obispo de Búfalo).

El hecho de que el Papa decidiese también nombrar un administrador apostólico, en lugar de permitir al colegio de consultores elegir un administrador diocesano, es un signo de que el obispo que renuncia deja, al marcharse, a su diócesis en una situación complicada.

Remoción, renuncia, dimisión

Durante la cumbre de 2019 sobre los abusos sexuales en el Vaticano, se alzaron varias voces para solicitar una mayor transparencia de la Santa Sede en cuanto a las causas de renuncia de los obispos.

En junio de 2016, mediante su motu proprio Como una madre amorosa, el Papa explicó el proceso de remoción de un obispo que, “por negligencia, ha cometido u omitido actos que hayan causado un grave daño a los demás, ya sea a individuos o a una comunidad en su conjunto”.

Este motu proprio establecía que se llevara a cabo una investigación para conceder al obispo la posibilidad de defenderse. Al final de esta, Roma podía elegir entre destituir o “exhortar fraternalmente al obispo a presentar su renuncia en un plazo de 15 días”.

Es difícil que un obispo rechace la exhortación del Papa a renunciar

Es extremadamente inusual que un obispo rechace esta invitación tan firme a dimitir, especialmente porque la Santa Sede siempre tiene la posibilidad de promulgar un decreto de remoción.

Sin embargo, en el contexto de los abusos sexuales o de su encubrimiento, y para evitar plazos demasiado largos o que el obispo denuncie el decreto de remoción ante la justica vaticana, es el Papa quien normalmente se hace cargo de estos casos, emitiendo él mismo los decretos que, firmados por él, no son susceptibles de apelación.

Plazo récord

En 2011, Benedicto XVI destituyó así al obispo australiano de Toowoomba. Tras una carta pastoral donde abogaba por la ordenación de hombres casados y mencionaba, sin pronunciarse, la ordenación de mujeres, este se negó a dimitir. El Papa publicó entonces un decreto de remoción.

En el caso del obispo de Búfalo, se llevó a cabo una investigación que finalizó con un informe muy grave contra Mons. Malone y su forma de gobierno. La Santa Sede le solicitó entonces que presentara su renuncia, lo que le fue confirmado después de reunirse con el papa Francisco durante la visita ad limina de los obispos de la región de Nueva York.

El hecho de que esta haya sido aceptada en un tiempo récord en relación a los plazos habituales en el Vaticano (menos de tres semanas) destaca la seriedad con la que la Santa Sede se ha hecho cargo de este caso.NicoalsSenèze,enRoma.LaCroix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *