«

»

May 23

Vaticano: “Jesús lucha para convertir el mal”, recuerda el Papa Francisco

Aguapey.ROMA,ITALIA,23.05.2019.En su audiencia general del miércoles 15 de mayo, dedicada a la última petición del Padre Nuestro “Líbranos del mal”, el papa Francisco recordó también el atentado fallido contra Juan Pablo II en la plaza de San Pedro, el 13 de mayo de 1981.
En su ciclo de catequesis sobre el Padre Nuestro, el papa Francisco llegó, durante su audiencia del miércoles 15 de mayo, a la última petición del Padre Nuestro, “líbranos del mal”.

“El orante no es ciego, y ve límpido delante de los ojos este mal tan grande, y tan en contradicción con el misterio mismo de Dios”, afirmó Francisco, explicando que “no hay nadie en medio de nosotros que pueda decir que está exento de mal, de no haber sido al menos tentado”.

Para el Papa, “el último grito del Padre Nuestro” es por tanto lanzado “contra este mal que tiene bajo su paraguas las experiencias más diversas: los lutos del hombre, el dolor inocente, la esclavitud, la instrumentalización del otro, los llantos de los niños inocentes”.

“Todos estos eventos protestan en el corazón del hombre y se convierten en voz en la última palabra de la oración de Jesús”, explicó a los 200.000 fieles reunidos en la plaza de San Pedro a pesar del frío y una ligera lluvia.

8 niños refugiados en el papamóvil

Destacando la experiencia de Jesús que, en su Pasión, “experimenta por completo la transfixión del mal”, recordó que este “nunca ha cedido a sus adulaciones”, que “está de nuestra parte y viene a ayudarnos”.

“La oración de Jesús nos deja la más valiosa herencia: la presencia del Hijo de Dios que nos ha liberado del mal luchando para convertirlo”, concluyó Francisco que, saludando a los peregrinos polacos, recordó también el atentado fallido contra Juan Pablo II, en esa misma plaza, el 13 de mayo de 1981.

“En todo lo que ha pasado, he visto una particular protección materna de María”, destacó Francisco, recordando las palabras de su predecesor relacionando el intento de atentado y las apariciones de Fátima, el 13 de mayo de 1917.

Al inicio de su audiencia, y mientras que la situación entre la Iglesia italiana y el gobierno es tensa en cuanto a la acogida de migrantes, el Papa saludó a la multitud acompañado, en su papamóvil, de ocho niños refugiados sirios, congoleses y nigerianos llegados el 29 de abril en el marco de los “corredores humanitarios” y acogidos por una comunidad cristiana de las afueras de Roma.NicolasSenèze,LaCroix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *