«

»

Jun 26

Violento, macrista y amarrete

EL ATACANTE DEL LOCAL DE NUEVO ENCUENTRO DONO 50 PESOS PARA LA CAMPAÑA DEL PRO

Aguapey.Buenos Aires,26.06.2016.Según las pericias, el arma y el departamento desde donde salieron los disparos que hirieron a dos militantes pertenecen a Alejandro Sidero, un analista de sistemas que se fugó a Estados Unidos. En 2015 hizo su primer aporte al macrismo.

El francotirador que el 5 de marzo disparó con balas de plomo sobre 400 militantes de Nuevo Encuentro que inauguraban su local en Villa Crespo está prácticamente identificado. Las pericias balísticas confirmaron la compatibilidad entre los proyectiles que hirieron a dos mujeres y un revolver calibre 32 secuestrado en un departamento del piso 12 de la torre Los Tilos, en Gurruchaga 274. El titular del arma y dueño de la propiedad se llama Alejandro Fabián Sidero, es un técnico informático de 47 años, viajó a Estados Unidos después del atentado y no volvió al país, según informó ayer Martín Sabbatella, titular de Nuevo Encuentro. Amarrete pero consustanciado con la causa, Sidero había dado muestras de sus afinidades políticas al aportar 50 pesos a la campaña del PRO, según el balance que ese partido presentó al Poder Judicial el año pasado. “Ahora se entiende por qué la Metropolitana era renuente a avanzar con la investigación”, razonó Sabbatella. “Empieza a desmoronarse la impunidad que protege estos actos contra la militancia”, afirmó el legislador José Cruz Campagnoli.

Aquel sábado, minutos antes de la medianoche, Campagnoli decidió hacer una pausa en su exposición cuando los militantes reunidos para inaugurar el local de Padilla 829 empezaron a cantar “Vamos a volver”. Entonces vio caer algunas ramas. De inmediato, gritos y desconcierto ante los disparos que caían del cielo. El saldo final fue de dos mujeres heridas. A la primera la bala de plomo le rozó el hombro en el que reposaba la cabeza de su hermana de cuatro años. A la otra, militante de La Cámpora, el disparo le perforó un brazo. Hubo por lo menos otros dos disparos que dieron contra la fachada de las casas.

La novedad ayer la dieron a conocer Campagnoli y Sabbatella. Informaron que, según las pericias, los disparos se hicieron con un revolver calibre 32 a nombre de Sidero y que el hombre viajó a Estados Unidos después del ataque para nunca más volver. Hasta ayer se sabía poco del Sidero. En un Boletín Oficial consta que es analista de sistemas y que en 2012 registró junto a un socio la firma Consultora Informática Argentina SRL con sede en su trinchera de Gurruchaga 274, piso 12, departamento 1, a metros de donde se realizaba el acto. La otra novedad habla de sus simpatías políticas: aportó 50 pesos al partido Propuesta Republicana, más conocido como PRO.

“Celebramos que la Justicia haya dado un paso importante para encontrar al culpable y exigimos que se siga investigando para esclarecer definitivamente este verdadero ataque a la democracia”, sostuvo Sabbatella. Señaló que “no fue un hecho aislado y, si bien se encontró al responsable, lo que no cambió fue el escenario de estigmatización hacia el kirchnerismo que se vive en nuestro país en los últimos meses. Porque no hay dudas de que el ataque a la militancia kirchnerista se convirtió en un símbolo de la violencia de época que habilitó este gobierno”, sostuvo el referente de Nuevo Encuentro.

“Empieza a desmoronarse la impunidad que protege estos actos contra la militancia”, destacó ayer Campagnoli desde su cuenta de twitter. “Ahora deberán arbitrarse los mecanismos para detener al responsable”, reclamó, y advirtió que “los violentos y los cobardes deben saber que no dejaremos de militar”. “Redoblaremos el esfuerzo para volver a construir una Patria con dignidad, soberanía y justicia social”, remarcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *