«

»

May 02

“Volver a las urnas para exigir un proceso de cambio”

EN ESPAÑA, LOS TRABAJADORES SE MOVILIZARON CON LA MIRA EN LAS NUEVAS ELECCIONES

Aguapey.Madrid.España,01.05.2016.Tras más de cuatro meses de incertidumbre política y frente al escenario de repetición de elecciones, donde las dos grandes centrales obreraras del país llamaron a los ciudadanos a volcarse a las urnas el 26 de junio para que haya un “gobierno de cambio” y evite la continuidad de los conservadores.

Además, desde Barcelona, el líder regional de una de las dos grandes centrales, Unión General de Trabajadores de España (UGT), Camil Ros, advirtió al próximo gobierno que salga de las urnas que no descartan una huelga general para finales de 2016 o principios de 2017 si no se deroga la reforma laboral del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

Como es habitual, decenas de miles de personas salieron a la calle para secundar las movilizaciones convocadas en 80 ciudades de España, con Madrid y Barcelona a la cabeza, con una participación de unas 50.000 personas en la marchas más multitudinarias, según los organizadores.

En un clima de precampaña y ante sondeos que advierten que la elevada abstención contribuiría a otro triunfo del PP de Rajoy, los líderes sindicales hicieron un llamado a la movilización.

“Este primero de mayo tiene que servir para ilusionar a la gente. Sería lamentable que la falta de coraje y generosidad de los partidos para enfrentar una coalición derivase en un crecimiento de la abstención política”, afirmó Ignacio Fernández Toxo, líder de las Comisiones Obreras (CCOO), la otra gran central sindical, al inicio de la marcha en la capital. “La ciudadanía tiene que tomar la palabra y volver a las urnas para exigir un proceso de cambio”, añadió.

En la misma línea, el secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, aseguró que este primero de mayo tiene que representar “un punto de inflexión”. “Podíamos haber tenido un gobierno de cambio, de progreso, no fue posible. Este primero de mayo nos abre una gran oportunidad que es intentar que las reivindicaciones de los trabajadores puedan ser objeto de debate en la campaña electoral”, aseguró.

Álvarez avisó que los sindicatos redoblarán la presión “si no cambian las políticas”, aunque matizó la advertencia de su líder de Cataluña sobre la huelga general. “Nunca se puede descartar (la huelga general), pero debemos ver la evolución de los acontecimientos”, afirmó ante preguntas de las prensa. “El problema no es que no haya riqueza, sino cómo se reparte. Con esta política fiscal se han dejado de recaudar mas de 80.000 millones de euros”, insistió el dirigente de UGT, quien junto a su par de Comisiones Obreras exigió un cambio en la política económica tanto en España como en Europa, tras remarcar que los recortes y ajustes de los últimos años “incrementaron la pobreza y la desigualdad”.

España volverá a celebrar elecciones generales el próximo 26 de junio después de que los principales partidos políticos del país fracasaron en su intento de formar gobierno, tras cuatro meses de negociaciones lideradas por el socialista Pedro Sánchez.

El líder del Partido Socialista (PSOE), segunda fuerza más votada en los comicios del 20 de diciembre, aceptó el encargo del rey Felipe VI después de que Rajoy declinó la primera oferta por falta de apoyos para su reelección pese a que el PP fue la primera minoría del Parlamento. Y si bien Sánchez logró un acuerdo con los liberales de Ciudadanos, tercera fuerza, necesitaba del apoyo o abstención de la fuerza de izquierda Podemos, cuarta más votada, para alcanzar la mayoría simple -176 escaños- y ser elegido al frente del Ejecutivo, previendo el voto negativo del PP.

El lunes acaba el plazo oficial para elegir un presidente, algo que ya resulta imposible, y dará lugar a la convocatoria automática de elecciones. Los sondeos de cara al repetición de los comicios, algo inédito en la democracia española, coinciden en que el panorama político español no cambiará de forma significativa, por lo que los partidos volverá a tener que sentarse a negociar para llegar a un acuerdo de gobierno después de seis meses con un Ejecutivo interino.

El PP de Rajoy volvería a ganar con el 29 por ciento de los votos, frente el 28,7 por ciento de los comicios celebrados seis meses, con lo que experimentaría un leve aumento en el número de votos gracias a un descenso de la participación, según una encuesta publicada hoy por el diario El País. El estudio pronostica una participación del 70 por ciento de votantes, frente a la del 73,2 por ciento de las elecciones de diciembre pasado.

El segundo puesto se lo disputan el PSOE y Podemos, ya que el sondeo indica que las posiciones podrían variar si la fuerza antiajuste forma una coalición electoral con Izquierda Unida (IU). En ese caso, las fuerzas de izquierda sumarían un 22,3 por ciento de votos y superarían a los socialistas por dos puntos. Ciudadanos, por su parte, se mantendría en cuarto lugar aunque pasando del 13,9 al 16,9 por ciento de los votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *